fbpx
#LoÚltimo
“Estados Unidos ya no está detrás de la oposición, ya es la oposición”: Pérez Pirela en Análisis Situacional (+Video)
Agosto 11, 2019 -

En el programa Análisis Situacional, transmitido por Globovision, el presidente de Hinterlaces, Óscar Schémel, conversó con  el doctor en Filosofía Política, comunicador y director de La Iguana.TV, Miguel Ángel Pérez Pirela, sobre los medios digitales y el uso de los datos de los usuarios, la politización y polarización en la sociedad venezolana, así como de la guerra de cuarta generación de la que blanco Venezuela.

 

Biopoder y medios digitales

 

Al ser consultado por la democratización de la comunicación que ha facilitado las redes sociales, Pérez Pirela consideró pertinente hablar de una libertad determinada. “Se es libre de plantear lo banal, lo normal, lo establecido. Pero a partir del momento en el cual las redes sociales y los medios digitales comienzan a cuestionar el establishment, lo establecido; comienzan a cambiar una posición conservadora, es decir, de conservar el mensaje instituido, comienzas a ver ciertas fisuras en esta tan alardeada democracia de los medios de comunicación”.

 

A pesar que se permite la contrahegemonía hasta cierto punto, el comunicador zuliano precisó que la última palabra la tienen los dueños de las grandes transnacionales de los medios de comunicación digitales como Google y Facebook (dueño de WhatsApp e Instagram).

 

“La concentración del poder en pocas manos, antes de los medios digitales, no es absolutamente nada en comparación con lo que está pasando ahora. Cuando ves las campañas del Brexit en Inglaterra y la de Donald Trump, te das cuenta que ambas tienen algo en común: contrataron la misma empresa que pagó a Facebook para que le diera la metabase de datos de todos los usuarios (…) Lo tienes todo en tiempo real, es el biopoder en su nivel más dictatorial”, explicó el director de La Iguana.TV.

 

En este sentido, Pérez Pirela explicó que en redes los usuarios suministran información de gustos e intereses que resultan muy valiosos para las transnacionales de la comunicación. Por eso, indica que la libertad de los ciudadanos en los medios digitales tiene límites. Además, destacó la estructura del cableado del Internet en Latinoamérica: “Tú te das cuenta cómo está distribuido el mapa de los intereses: todo el cableado llega a Miami. Es decir, hasta desde el punto de vista técnico y logístico, quien controla absolutamente toda la información, con raras excepciones como China y Rusia, son los Estados Unidos”.

 

En este punto, el doctor en Filosofía Política refirió como ejemplo el hecho de que la cuenta Twitter de la Iguana.TV —un portal contrahegemónico y una matriz de opinión autónoma— fue bloqueada después de 7 años de utilización responsable. Este caso ilustra que la libertad en redes no es como no las han vendido.

 

La sociedad venezolana: Redes sociales, polarización y politización

 

Pérez Pirela opinó que para responder al cuestionamiento sobre cómo es el perfil de los usuarios de redes sociales, se puede segmentar los tipos de poblaciones y toma como ejemplo la población venezolana, a la que se refiere como un público “avisado”, por su historia política reciente.

 

“Desde hace 20 años [en Venezuela] hay una confrontación de ideas (…) El pueblo venezolano es un pueblo avisado, que conoce, que explora y que intuye la mentira (…) parte de eso, ha sido garantía para la paz que tenemos, a pesar de todas las vicisitudes y todas las dificultades que estamos viviendo. Países con fenómenos mucho menos relevantes que las guarimbas ya estarían en guerra civil”, puntualizó el comunicador.

 

Adicionalmente, el filósofo refirió que el pueblo venezolano ha demostrado su paciencia, vocación a la paz y reflexionar sobre el entorno sociopolítico que vive.

 

Para el director de La Iguana.TV, la polarización y politización de un pueblo con sentido nacionalista (independientemente si se trata de chavistas u opositores), ha sido una especie de cortafuego para aquellos que pretenden despojar a Venezuela de sus riquezas. Por esta razón, pueden ser considerados elementos positivos.

 

En sintonía, señaló que cuando se quiere someter a un país, se hace a través de la esclavitud de los espíritus de sus ciudadanos. “Un país politizado —con P mayúscula—, un país polarizado donde diferentes ideas se confrontan cotidianamente, es un país con muchas mayores posibilidades de resistir a este tipo de esclavitud”.

 

Al retomar el punto de las redes sociales, Pérez Pirela recordó que Venezuela fue vanguardia en el uso político de los medios digitales. Prueba de ello fue el fenómeno de “Chavéz Candanga”, la cuenta Twitter política del comandante Hugo Chávez Frías, con mayor ascendencia a nivel mundial.

 

“Eso era completamente extraño para la utilización de las redes sociales en aquella época. Que hoy parece algo normal, pero no es así. Antes de las redes sociales como se utilizan ahora en el mundo político, Venezuela ya había experimentado eso”, destacó.

 

También subrayó que esta situación, no se limitó a un presidente o un político, “se extendió a la base popular y en Venezuela, una parte importantísima de la población, mucho antes que en otros países, comenzó a utilizar las redes sociales con motivo sociopolítico”.

 

Por otro lado, en el programa Análisis Situacional, Pérez Pirela expresó que la oposición ha utilizado las redes sociales de forma “muy precaria”. “Se ha encargado de llamar ʽgrandes gurusʼ, que no son tales, de las redes sociales y del mundo digital que les han construido una especie de Disneylandia donde ellos son los presidentes, los ministros, donde ellos tienen gabinetes y Fuerzas Armadas”.

 

“Esto ha hecho que exista una grandísima separación entre el mundo virtual donde vive la élite política de la oposición y algunos de sus seguidores con la realidad del venezolano. Algo que ha caracterizado al chavismo, es tener la preocupación o la intención de pegarse más a la calle, a los elementos simbólicos populares, que a vivir en un castillo de naipes de redes sociales”, explicó.

 

La guerra de cuarta generación: “Sobre Venezuela se está haciendo un asedio medieval”

 

“No tiene nombre lo que se le está haciendo a este país. Acaso inefable, en horario infantil”, así se refirió Pérez Pirela a las agresiones y ataques a las que está siendo sometida Venezuela.

 

“Pareciese que se quisiera hacer pagar a Venezuela, ser Venezuela. Se quisiera castigar a Venezuela por haber dado libertades a repúblicas de la región, por haber exportado ideas de igualdad: por haber recibido a tantos colombianos, peruanos, chilenos (…) Nos están haciendo pagar nuestra sonrisa cotidiana”, consideró el comunicador.

 

Además, mencionó que sin distinción, “algo muy grave o algo muy grande hemos hecho, porque no solamente nos han intentado neurotizar, ahora simplemente nos están tratando de matar de hambre”.

 

El comunicador manifestó que a pesar de haber sido crítico con la guerra económica, “hoy día cuando se han llevado por delante, los límites morales, políticos, económicos, financieros; ya el que dude que hay una guerra económica o es loco o es de una ingenuidad realmente digna de santificar o al menos de beatificar”.

 

Sobre esto, el filósofo indicó que Venezuela ha sido objeto del robo de al menos 30.000 millones de dólares. “Sobre Venezuela se está haciendo un asedio medieval. Nosotros estando en el 2019, estamos siendo víctimas de metodologías bélicas del año 1000 o del año 1100, del Medioevo”.

 

“¿Qué ha hecho Venezuela? Es una pregunta que le hago a los venezolanos chavistas, independientes y opositores. Ya esto no se trata de una lucha entre partidos, ya esto no se trata de una lucha entre nombres políticos de parte y parte: aquí se está poniendo en cuestión la existencia de Venezuela como República 1, como país 2, como nación 3, pero la más importante como pueblo”, reveló Pérez Pirela.

 

Guiadó, Estados Unidos y el “chantaje prehistórico”

 

Respecto a las acciones emprendidas por parte de la facción de la oposición liderada por el diputado en desacato, Juan Guaidó, de la mano de Estados Unidos advirtió: “Nos quieren arrodillar de hambre hasta que cese la usurpación, vaya que chantaje prehistórico del hombre de las piedras. Soy yo el que está en el poder o todos morimos de hambre”.

 

Además, el comunicador dejó claro que “Estados Unidos ya no está detrás de la oposición, ya es la oposición”. En esta línea, cuestionó cómo una facción opositora, es capaz de justificar el impedimento de ingreso de alimentos y medicinas, al tiempo que los medios internacionales de derecha se refieren a Venezuela y a sus ciudadanos de la peor manera.

 

“Nos quiere hacer perder el orgullo, pero lo más misterioso para ellos es que el pueblo venezolano sigue con la sonrisa, con el trabajo y el optimismo, a pesar de estar pasando por un momento complejo, duro e injusto”, agregó.

 

“Estas sanciones que acaban de decretar Trump y Guaidó contra Venezuela utilizando la expresión cuarentena, es decir, somos unos enfermos (…), son afirmaciones neofascistas, dignas de un Hitler, Mussolini, de un Pinochet, y aquí quieren pasar lisas (…) Yo entiendo que una parte de la población contradiga y se oponga a Nicolás Maduro y su gobierno, pero de ahí a someternos a un acoso para hacernos morir de sed y de mengua, con tal de sentar en Miraflores a quien Donald Trump quiera: NO”, concluyó Pérez Pirela.

 

(LaIguana.TV)