Javier Troconis Calderón, directivo de Citgo (designado por Juan Guaidó) fue durante 4 años asesor de un parlamentario colombiano por El Vichada, con intereses directos en la posesión y control de tierras en la Altillanura de Colombia.

 

Se trata de un abogado de 41 años de edad, quien fue incorporado en febrero de este año en la nueva directiva o “junta reorganizadora” de Citgo.

 

Troconis se hace llamar asesor petrolero, pero en realidad no hay nada que certifique su experiencia en esa rama.

 

Representa a la empresa T & C Services, con sede en Lecherías, estado Anzoátegui, en la que es accionista junto a su hermano Marcos y su padre Marcos Troconis Olivares.

 

Esta empresa se define como proveedora de servicios ambientales. “Una organización comprometida con la seguridad industrial, salud ocupacional y medio ambiente para crear una cultura de prevención de lesiones”, según se lee en su portal web.

 

Pero en realidad es una contratista petrolera en el Complejo Criogénico de Jose desde su inscripción en el año 2000.

 

La empresa ha manejado onerosos contratos de volquetas y maquinarias pesadas para movilizar el coque (derivado del crudo pesado tras ser mejorado) que desde 2009 se acumula como una cordillera negra en el Criogénico, lo que ha sido objeto de severas críticas, incluso por el Comandante Hugo Chávez.

 

Mientras voceros opositores lo llaman un “megaguiso», como el parlamentario Carlos Michelangeli.

 

La contratación de la empresa T & C Services para esa actividad, de acuerdo con denuncias de los trabajadores, estuvo determinada por la relación de sus accionistas con Pedro León Rodríguez, Director Ejecutivo de la Faja Petrolífera del Orinoco (FPO).

 

Conocido como el «zar de la Faja», León fue detenido en agosto de 2017 por conformar presuntamente una red de corrupción que contribuyó, por más de diez años, con el desfalco de la estatal Petróleos de Venezuela S.A. (Pdvsa).

 

Troconis figura también como directivo de otras compañías con el mismo nombre T&C Services en Panamá, Florida (EEUU) y Colombia e igualmente está registrado para efectos fiscales en Argentina como asesor empresarial.

 

Sin embargo, el aspecto más opaco en su hoja de vida es que durante el período 2014-2018 se desempeñó en Colombia como “asistente” del ganadero y parlamentario Marcos Rodríguez Merchán, representante liberal del Departamento del Vichada. El dato es verificable ya que figura como «servidor público» como parte del equipo legislativo del político y empresario.

 

En la zona, conocida como la Altillanura, existe un plan de entrega de tierras a las trasnacionales, para cultivos agro industriales.

 

Se trata de un cuidado proyecto de la oligarquía colombiana que exige empleo de las rutas fluviales de Venezuela.

 

También a Troconis se le vincula con terratenientes en Venezuela y aparece como socio en Colombia del ganadero Carlos Augusto Flores Paredes, que vive en Barinas y que es propietario de la empresa Sofisticade Food y tiene (o tuvo) un hato en Guanarito, estado Portuguesa de nombre Casablanca.

 

(LaTabla) 

Comentarios Facebook