La Serie Mundial de Pequeñas Ligas que se juega en el Williamsport de Pennsylvania, Estados Unidos, está envuelta de la magia de un niño venezolano perteneciente al equipo de la Pequeña Liga Cacique Mara de Maracaibo.

 

Conocido como Chicken Little, el pequeño Deivis Ordoñez ha tomado el protagonismo en el torneo mencionado gracias a su energía y singular manera de jugar al béisbol.

 

En un video que se ha hecho viral en las redes sociales, Ordoñez dejó ver su particular forma de batear y retar al pitcher rival de la delegación de Australia. Agachado casi totalmente, logró un toque de bola que le permitió llegar a primera base con suma comodidad y le exigió al público presente ánimos para disfrutar el partido.

 

Luego de logar embazarse, Chicken Little anotó una carrera que celebró con un baile cómico ante el público cautivado entre risas.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook