Comentarios Facebook

La ingeniero mecánico Carmen Elisa Hernández de Castro, designada este martes presidenta de la junta directiva de Monómeros Colombo-Venezolano por la Asamblea Nacional, por requerimiento de Juan Guaidó, fue la directora general de la Alcaldía de Baruta entre 2008 y 2014, durante la gestión de Gerardo Blyde. Cabe mencionar que Blyde es  representante de Guaidó en el diálogo auspiciado por Noruega.

 

Además trabajó en Petróleos de Venezuela, donde se desempeñó como Analista de Nuevos Negocios y actuó como la portavoz, en 2002 del grupo de Ejecutivos de Pdvsa que promovió y ejecutó un paro petrolero en el país, que duró 3 meses y causó cuantiosos daños a la Nación.

 

En 2002 el portal Rebelion.org destacó que Carmen Elisa Hernández, junto a otros ejecutivos como Horacio Medina y Gonzalo Feijoo, eran los peones que movían la conspiración petrolera en tercera línea, obedeciendo las directrices de otros más pesados como Raúl Alemán, Juan Fernández, Luis Aray, y Edgar Rasquin.

 

Carmen Elisa Hernández, egresada de la Universidad Simón Bolívar, tras dejar la Alcaldía de Baruta emiogró a Colombia y actualmente es presidenta de la Asociación Civil Ávila Monserrate, encargada presuntamente  de proyectos de formación a líderes en el exilio y aparece como socia de VIMAC, empresa de Consultoría de Procesos de Contratación y estructuración de negocios para empresas petroleras en Colombia y Ecuador.

 

Es figura clave en la  promoción de la migración venezolana en Colombia, más no para ayudar, proteger o asesorar a los migrantes, quienes han sufrido graves problemas de inseguridad y xenofobia en el país vecino.

 

A comienzos de este año fue encargada por Guaidó para  organizar la logística de la entrega de la “ayuda humanitaria” en la frontera con Venezuela y se convirtió en la mano derecha del embajador Humberto Calderón Berti, con quien había trabajado en Pdvsa.

 

El pasado 15 de agosto el Contralor General de la República, Elvis Amoroso, informó sobre el “inicio de una auditoría patrimonial y del procedimiento de inhabilitación hasta por 15 años” a varias en las personas designadas por Guaidó en Petróleos de Venezuela (PDVSA) y de PDV Holding Inc., compañía que ejerce como propietaria de la filial petrolera en EE.UU., Citgo. Entre otros nombres figura el de Carmen Elisa Hernández.

 

En la renovada junta directiva se ratificó a Jon Bilbao como presidente ejecutivo de Monómeros. Mientras destaca la exclusión del abogado colombo-venezolano Yadid Jalaff Reyes, cuya designación desató una polémica por sus nexos con capos del narcotráfico y lavado de dinero.

 

(La Tabla)

Comentarios Facebook