El académico, escritor e investigador argentino Atilio Borón realizó recientemente una entrevista donde explica con detalle la coyuntura actual de Venezuela y desmonta la matriz generalizada sobre el país, calificado como una «dictadura» por Estados Unidos y la derecha mundial, pero que en realidad es víctima de uno de los más cruentos bloqueos fabricados y diseñados parar asediar y asfixiar al pueblo bolivariano.

 

La entrevista realizada por Convergencia Medios, previo al Segundo Seminario Pensando Nuestra América desde el Sur, organizado por la Asociación Cultural – José Martí y Librería Nuestra América, sirvió también para que Borón pusiera a la luz como funciona el aparato internacional contra Venezuela y porque el país bolivariano es objetivo de Washington, pues su caída en el escenario geopolítico daría paso a la imposición del conservadurismo liberal en toda la región, ya iniciado en países como Chile, Colombia, Brasil, Argentina, entre otros, y se evitaría el resurgimiento de la unidad latinoamericana de mano de las fuerzas progresistas, un escenario que quiere evitar a toda costa la Casa Blanca.

 

En este sentido, Borón advierte: «Si Venezuela cae, el horizonte en el Sur se cierra para nosotros por mucho tiempo (…) por eso la defensa de los pueblos debe ser estricta con la Revolución Bolivariana, con la Revolución Cubana, con la Revolución Sandinista (…) porque el imperialismo ataca a los que están en su contra; y más allá de los cuestionamientos que podamos tener por temas de corrupción, nepotismo, entre otros, lo primero es la lucha antiimperialista».

 

Borón acotó que el asedio contra Venezuela es lo más fácil de entender: «Venezuela es la mayor reserva petrolera del mundo y de otras reservas naturales y minerales importantísimas (coltán, oro, gas, agua, hierro, cobre…) y está muy cerca de Estados Unidos, lo que la hace irresistible» al Pentágono.

 

Agrega Borón que como ya Estados Unidos sabe que en 50 años el mundo no va a tener petróleo salvo Venezuela y otros pocos países como Arabia Saudita que está muy lejos de su territorio, ahora es el momento para adueñarse de las riquezas y los recursos venezolanos, pues si pierden el control sobre Arabia Saudita, lo perderán todo.

 

«Por eso han arreciado la ofensiva dipliomática mediatica y la guerra económica con todo. El único paso que falta es el bloqueo naval, pero ya en Venezuela se está cometiendo un crimen de lesa humanidad con todos los padecimientos que tiene el pueblo venezolano, y la causa fundamental es que Estados Unidos intenta someter a Venezuela con asfixia».

 

El académico agregó que además del acoso continuado de EEUU sobre Venezuela, está también el escenario de la guerra no convencional en los medios de comunicación, donde se justifican todas las barbaridades cometidas por Washington contra los venezolanos y en la que se pretende difundir que el presidente Nicolás Maduro es un dictador.

 

«Hay que desechar de plano cualquier discusión en torno a la falsa dictadura de Maduro» , en Venezuela no hay una dictadura, es una propaganda de Estados Unidos que publicitan y venden los medios a las masas, acotó

 

Bachelet es inmoral, farsante, deshonesta e indigna

 

Borón también hizo referencia al informe cargado de falsedades que firmó la alta comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, un documento que sólo sirvió para justificar los argumentos infundados por Estados Unidos para atacar a Maduro y que promociona la campaña de desprestigio que utiliza la derecha venezolana.

 

«Bachelet no es una buena mujer debería renunciar a su cargo, es inmoral, indigna, farsante, deshonesta, y eso lo certificó al firmar ese informe contra Venezuela, un acto que sólo sirve para preparar el terreno a que Estados Unidos ejecute una intervención militar o tome otras medidas -como el bloqueo-. Bachelet en definitiva no es una señora honorable (…) es una gran farsante, una burocrtata que se ha puesto de rodillas a Estados Unidos, algunos le dicen la matrona de la Casa Blanca».

 

Agrega Borón que la indignidad e inmoralidad de Bachelet se evidencia en que nunca se entrevistó con los familiares de las víctimas de la violencia opositora y omitió en su informe mencionarlos, como a los jóvenes que la oposición quemó vivos por ser supuestamente chavistas y de piel negra.

 

Bachelet se incorpora al plan contra Venezuela, descontextualiza la crisis venezolana, no habla del bloqueo que impide importar alimentos, medicinas, siendo ella médica y exministra de Salud, no dijo nada sobre el bloqueo, es una persona deshonesta que se ha vendio a regalías, hace caso omiso a lo que pasa en Venezuela y lo que pasa en las afueras como en Colombia, donde asesinan campesinos, mulatos, líderes sociales, de a tres por semana, es una mujer inmoral».

 

«El informe que firmó Bachelet sobre Venezuela es lapidario, es la voz del imperio firmado por ella. nunca habla de cómo la oposicvion venezolana mató a varios centenares de víctimas entre 2014 y 2017», agrega.

 

Borón acotó que dos amigos cercanos murieron en Venezuela producto del bloqueo de EEUU, luego de no poder recibir medicamentos necesarios para el tratamiento oncológico. «Eso no lo tiene el informe de Bachelet».

 

Venezuela y el mundo multipolar

 

Borón explicó que el contexto actual en Venezuela, a pesar del cruento bloqueo estadounidense y otros gobiernos serviles a Washington, tiene una arista positiva y es que Estados Unidos ha perdido el hegemón mundial y ahora existe un mundo multipolar.

 

«La existencia del mundo multipolar le abre posisbilidades a Venezuela que antes no existían», eplica Borón quien agrega que ahora están China, Rusia, Irán, Turquía, India, todos amigos de Venezuela, y al mismo tiempo Estados Unidos está perdiendo el papel hegemónico.

 

Por eso Washington ha introducido en latinoamérica gobiernos como el de Macri en Argentina, Bolsonaro en Brasil, Duque en Colombia, gobiernos corruptos, criminales que intentan convencer del retorno de la ultraderecha.

 

En contrapeso está la expansión de las rutas comerciales de China, Rusia, Turquía, y otros países emergentes, creando un sistema policéntrico, que tiene a Estados Unidos contra la pared y enviando sanciones a todos, que seguramente se les pueden revertir con el pasar del tiempo, asfixiando a su propia población.

 

«Por eso conviene la expansión de las rutas comerciales de China, porque los pequeños países le pueden vender a China, Irán, Turquía, en vez de ceder a las imposiciones de EEUU», comenta Borón.

 

El escritor también resalta que históricamente «Estados Unidos nunca ataca a un país que se pueda defender, siempre ataca a un país indefenso, producto de un largo bloqueo, asfixiado, como lo quieres hacer con Venezuela, que no terminan de invadir porque está muy bien armada y además tiene el apoyo de Rusia, China, Irán, Turquía, aunque pudieran inventarse una locura pero les va a salir muy cara».

 

Avanzar en el progresismo

 

Borón resalta que este es el momento histórico que tienen los pueblos latinoamericanos para avanzar hacia el progresismo de la región. Gobiernos de derecha han desmostrado ser irresponsables, criminales, corruptos, traidores, y en ese sentido «hay que rescatar el Bolivarianismo que trajo de vuelta Chávez: la unidad latinoamericana».

 

A Estados Unidos le conviene tener a sus pies a 33 países separados, para que no tengan capacidad de realizar una acción conjunta, y la unidad latinoamericana tiene esa asignatura pendiente, el progresismo y la izquiera deben ejecutar una acción colectiva de los pueblos y gobiernos, para generar un frente único y unitario, antiimperialista.

 

Parte de la lucha antiimperialista, describe Borón, es la iniciativa de decretar el 9 de agosto como el Día Internacional de los Crímenes Estadounidenses contra la Humanidad, pues luego del que se lanzara la bomba atómica a Hiroshima (6 de agosto), tres días despúes de aquella masacre que asesinó a más de 150.000 personas inocentes, Estados Unidos repitió el mismo hecho en Nagasaki.

 

Sobre su último libro

 

Al hacer referencia sobre su último libro «El hechicero de la tribu. Mario Vargas Llosa y el liberalismo en América Latina», Boró acotó que es un texto para «salir a debatir con Vargas Llosa, porque es el gran divulgador del pensamiento liberal en América Latina»

 

«Las palabras de Vargas Llosa han calado en el imaginario colectivo, en la opinión pública, por ejemplo, la idea de que la alternancia electoral es la marca decisiva de la democracia y por lo tanto un gobierno que intente -segín Vargas Llosa y entre comillas- ‘perpetuarse en el poder’, es un gobierno que se encamina directamente hacia una dictadura»

 

«Esa idea quien la ha planteado así, ha sido Vargas Llosa, y sus seguidores leen a un gran narrador, una de las figuras centrales de la literatura castellana, que ha escrito novelas maravillosas y otras no tanto, que incluso tienen un contenido progresista y hasta antiimperialista, que esla gran paradoja de un escritor que padece una cierta ezquizofrenia, porque su obra siempre está a la izquiera pero él está a la derecha».

 

Prueba de ellos es la catarata interminable de artículos periodisticos que viene publicando dese siempre, porque es militante de su causa, pasa 24 horas trabajando y pensando sobre com abordar y transmitir mensajes a la opinión publica, sobre de qué manera debilitar a los gobiernos, a la imagen de Maduro, de Evo, de Cuba, de Daniel Ortega».

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook