Rafael Ernesto Díaz Marín (50), quien era jefe de una banda organizada y se hacía pasar por funcionarios del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas), de la Guardia Nacional Bolivariana para cometer delitos de robo y extorsión, falleció en el municipio Carirubana, estado Falcón, al  resistirse a su captura.

Comentarios Facebook

 

El delincuente  tenía, además, registros policiales por droga y robo genérico, y estaba siendo intensamente buscado por pesquisas del Eje de Investigaciones de Homicidios, base Punto Fijo, por lo que se se trasladaron hasta el sector Antonio José de Sucre, donde lo vieron.

 

El hampón, al notar la presencia de los efectivos del Cicpc accionó su arma de fuego, originándose el  intercambio de disparos.

 

En el procedimiento se recuperó un carro Toyota, modelo Corola, año 1994, número placa YBM-606; una pistola sin marca visible, serial 22LR, calibre 22 mm; dos chalecos antibalas; dos gorras alusivas al Conas; un pantalón táctico; una máscara y dos pares de guantes, quedando a disposición de la Fiscalía Décima Séptima del Ministerio Público, informó el Cicpc.

 

(Panorama) 

Comentarios Facebook
center>