Los usuarios de las principales rutas del transporte público de la Gran Caracas se encontraron este miércoles con la noticia de que los transportistas comenzaron a cobrar –sin haber sido aprobado en Gaceta- la tarifa de 1.500 bolívares en las rutas Silencio, CCCT, Chacaito y Petare.

 

Según informó el presidente de Transporte Unido por Venezuela, Hugo Ocando, esta medida se debe a que el martes 27 las autoridades retuvieron varias unidades en Caracas por presentar incrementos súbitos en la tarifa.

 

Además, los choferes de la línea Propatria-Carmelitas-Chacaito no salieron a trabajar en la mañana de este miércoles en protesta porque les fueron retenidos 13 autobuses.

 

Otros usuarios que también verán afectado sus bolsillos por el incremento indiscriminado del pasaje son los de la ruta Los Teques- Caracas, cuyo precio desde este miércoles cambió de 1.400 a 3.900 bolívares.

 

El precio autorizado por el Gobierno Nacional fue de 700 bolívares en las rutas interurbanas.

 

(LaIguana.TV)

 

 

 

 

Comentarios Facebook