El enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, aseguró que su país no imputará, ni castigará al presidente venezolano, Nicolás Maduro, si accediera a dejar voluntariamente el poder.

 

El diario The New York Times reseñó que esta oferta de amnistía “fue un mensaje para el líder venezolano después de que él y su homólogo estadounidense, Donald Trump, hablaron de negociaciones de alto nivel entre los dos gobiernos. Abrams aseguró que esas conversaciones no han sucedido”.

 

Además, el funcionario gringo manifestó que no ha vislumbrado señales por parte del jefe de Estado venezolano que sugieran su disposición a dejar el poder.

 

“No es una persecución”, aseguró Abrams, durante una entrevista concedida a The New York Times la tarde del martes 27 de agosto.

 

“No estamos tras él, queremos que tenga una salida digna y que se vaya”, añadió.

 

En este sentido, el enviado especial de Casa Blanca para Venezuela pronunció las siguientes palabras como si hablara con el presidente Maduro: “No queremos procesarte y no queremos perseguirte. Queremos que dejes el poder”.

 

En relación al contacto entre los gobiernos de Nicolás Maduro y Donald Trump, el diplomático estadounidense indicó que “la noción de que estamos negociando es completamente equivocada”.

 

“Ha habido mensajes intermitentes y creo que a la gente le parecería completamente predecible cómo es el mensaje muy ocasional desde Washington: ‘Necesitan regresar a ser un país democrático. Maduro necesita dejar el poder. No debe postularse en una elección. No retiraremos las sanciones hasta que esté fuera del Gobierno’”, detalló Abrams.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook