fbpx
lunes, 20 / 05 / 2024

Récord del riesgo país en Argentina tras el “default selectivo” de Standar & Poor’s

Publicado el

Tras los anuncios del ministro de Hacienda de Argentina, Hernán Lacunza, de extender unilateralmente el vencimiento de los bonos a corto plazo, Standard & Poor’s ubicó al país latinoamericano en ‘default selectivo’. La reacción de los mercados argentinos ha sido inmediata este vienes: el peso se devalúa casi un 2 %, llegando el dólar a valer 61 pesos, y el riesgo país supera los 2400 pesos, batiendo un récord que no tocaba desde hacía casi 15 años.

 

¿A qué se debe?

 

El Gobierno argentino busca estabilizar la economía argentina desde lo financiero tras más de medio mes de temblores después de que los mercados reaccionaran negativamente tras el resultado de las elecciones primarias. Por eso, este miércoles, Lacunza anunció que el Gobierno había propuesto al Fondo Monetario Internacional (FMI) un diálogo para “reperfilar” los vencimientos de deuda.

 

Traducido, una especie de renegociación sobre los términos, las condiciones y las fechas, después de que durante dos días siguiera aumentando el dólar y el riesgo país.

 

Además, en conferencia de prensa en Buenos Aires, precisó cuatro medidas clave:

 

Un proyecto que enviará al Congreso para la refinanciación de los compromisos con el FMI.

 

Una extensión de los vencimientos de la deuda a corto plazo para tenedores de títulos públicos.

 

Otra de plazos de los bonos en moneda extranjera.

 

Un proyecto de ley para buscar también posponer los vencimientos de la deuda sin quita de interés ni de capital.

 

La respuesta de Standard & Poor’s

 

Fue entonces que Standard & Poor’s publicó: “Luego de la continua incapacidad de colocar documentos a corto plazo con participantes del mercado del sector privado, el Gobierno argentino extendió unilateralmente el vencimiento de todos los documentos a corto plazo el 28 de agosto. Esto constituye incumplimiento bajo nuestros criterios”. A continuación cambiaron las calificaciones de crédito soberano de moneda a ‘SD’ (default selectivo) y las calificaciones de emisión a corto plazo a ‘D’ (default).

 

Además, indicaron que el desafío que enfrentará la Administración actual y el candidato presidencial que lidera la intención de votos será tener “la capacidad para contener la volatilidad del mercado y restaurar la estabilidad financiera y económica”.

 

Según su propia definición, una entidad calificada con SD o D es aquella que ha incurrido en incumplimiento de una o más de sus obligaciones financieras, “incluyendo las calificadas y no calificadas”.

 

La calificación se pone cuando la entidad considera que el incumplimiento será generalizado y que la entidad incumplirá en el pago de todas o una parte sustancial de todas sus obligaciones a medida que vayan venciendo.

 

También redujeron las calificaciones de emisión a largo plazo en moneda local y extranjera a ‘CCC-‘ por haber —según sus criterios— “mayor riesgo de un incumplimiento”.

 

Elevar la calificación este viernes

 

Analizaron el impacto de las medidas. “Como los nuevos términos para la deuda a corto plazo ya han entrado en vigencia, planeamos elevar las calificaciones crediticias soberanas de ‘SD’ el 30 de agosto. Planeamos elevar las calificaciones crediticias soberanas a largo plazo a ‘CCC-‘ y el corto a largo plazo de las calificaciones crediticias soberanas a ‘C'”, escribieron en el comunicado.

 

La propia entidad indicó explícitamente que identifican “riesgos asociados con la imposibilidad de avanzar” tras la crisis que se desató desde las elecciones primarias. Desde entonces la desconfianza y la tensión se fue enfatizando “en la dinámica de la deuda en medio de un tipo de cambio depreciado, una probable aceleración de la inflación y una profundización de la recesión económica”.

 

Sin embargo, la calificadora en su informe del jueves había especificado que como las decisiones del Gobierno habían tenido un impacto inmediato en los mercados, la situación del ‘default selectivo’ podría corregirse este mismo viernes.

 

De esta manera, adelantaron que planean elevar la categoría de la deuda a largo plazo (a CCC-) y corto plazo (a C) este viernes, según el comunicado de la calificadora. De acuerdo a sus propios criterios, CCC- significa “una oferta de canje de deuda asimilable a evento de incumplimiento”.

 

Mientras se espera que Standard & Poor’s quite el ‘default selectivo’ y el Gobierno ultima detalles del proyecto sobre la deuda, siguen las horas tensas en el mercado y la política argentina.

 

(RT) 

Artículos relacionados

Continue to the category