La policía de Guinea-Bisáu realizó este lunes una incautación récord de más de 1,8 toneladas de cocaína procedente de Colombia, y tres colombianos fueron detenidos en el marco de la operación, según fuentes policiales.

 

Guinea-Bissau, un país pobre de África occidental, es considerada una zona de tránsito entre América Latina y Europa para el narcotráfico.

 

Además de los tres colombianos, se arrestó a cuatro guineanos y un malí tras la incautación, que se llevó a cabo en dos actos y en dos localidades cercanas a la costa norte del país, a unos 120 km de Bisáu, la capital, indicó el director adjunto de la policía judicial, Domingos Correia.

 

«Es la mayor incautación en el país y agradezco a nuestros efectivos por su valentía y su determinación para frenar esta epidemia», declaró Correia.

 

La droga, que estaba disimulada en sacos de harina, fue desembarcada en el puerto de Caió. Una parte de la carga fue trasladada después por vía terrestre a Canchungo, a unos 30 km de distancia, según la misma fuente.

 

Los policías se incautaron el lunes, en un primer momento, de 264 kg de cocaína en Caió y «después la operación continuó en Canchungo, donde nuestros efectivos vigilaban desde hacía una semana», explicó el responsable de la policía judicial.

 

Los agentes descubrieron entonces «en una casa 1.605 kg de cocaína» más, en «paquetes de un kilo cada uno colocados dentro de sacos de harina», añadió Correia.

 

«Nuestros socios de la red internacional de policía nos habían informado del desembarco hace dos semanas. Teníamos pistas y montamos un operativo bautizado Navara», precisó.

 

(AFP)

Comentarios Facebook