En el año 2002 el entonces alcalde de Bogotá, Antanas Mokus, definió el tradicional barrio Santa fe, ubicado en el centro de la ciudad, como una Zona Especial de Servicios de Alto Impacto, actualmente es la “zona de tolerancia” más amplia de la capital colombiana, donde ejercer la prostitución es legal.

 

En el lugar existen más de 130 establecimientos dedicados a este oficio. Según la Secretaría de la Mujer, en las distintas “zonas de tolerancia” que hay en Bogotá laboran unas 7000 prostitutas, de las cuales el 71% son extranjeras y de ellas la gran mayoría venezolanas.

 

El barrio Santa Fe de Bogotá es famoso por la inseguridad y el maltrato del cual son víctimas estas mujeres, en especial, las venezolanas que se tienen que enfrentar, además, a la xenofobia y al rechazo social al momento de ejercer el oficio. Para muchas de ellas, en lugar de abrazar el sueño anhelado al emigrar, viven un infierno interminable.

 

El equipo de Guacamaya Films realizó un trabajo en este lugar de la capital colombiana, donde recogió el testimonio de un venezolano, quien transitaba por la zona.

 

“En ese momento habían (sic) unas 20 venezolanas que tenían su cuadrita aparte, no estaban juntas con las colombianas”, dice en la entrevista. Contó, además, que la tarifa de estas chicas es de 25 mil pesos, unos 8 dólares, la hora.

 

También narró que otro grupo de venezolanos se dedica al mercado de las drogas en la llamada “zona de tolerancia”. “Una persona que es el jíbaro, que vende droga,  nosotros compramos. Ellos nos dan la droga, nos la financian y nosotros la vendemos”, le dijo uno de sus compatriotas que residía en un edificio abandonado.

 

En el video se puede apreciar parte de lo que sucede en este lugar ubicado en el centro de la capital colombiana.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook