British Airways ofreció reembolsos, así como cambios de fecha y compañías de vuelo a sus clientes, para resarcir los inconvenientes ocasionados por la huelga.

 

La aerolínea British Airways (BA), con sede en Reino Unido, detuvo su operatividad el pasado domingo 8 de septiembre, en casi un 100 por ciento, como medida de presión para reivindicaciones salariales de los pilotos internacionales.

 

El cese de actividades comerciales, que será extendido por 48 horas, fue respaldado por 4.000 pilotos, quienes rechazaron la oferta de aumento salarial de un 11,5 por ciento.

 

Los profesionales de esta compañía aérea manifestaron su descontento y demandaron, además, sueldos más elevados.

 

«Los pilotos de British Airways tomarán medidas de huelga, en un mensaje claro a los gerentes de la compañía de que no serán engañados en su disputa sobre el pago y los beneficios», reza un comunicado difundido a través de su página web.

 

El sindicato de pilotos de BA, la Asociación Británica de Pilotos de Aerolíneas (Balpa), manifestó que los aeronautas merecen mejores condiciones salariales.

 

Por otra parte, el secretario general de Balpa, Brian Strutton, destacó que los pilotos se mantendrán firmes en la decisión de ser escuchados y que sus demandas sean obedecidas.

 

Strutton alegó que los pilotos de BA asumieron sacrificios laborales para apoyar el crecimiento de la aerolínea británica y que es tiempo que estas acciones sean reconocidas.

 

“Anteriormente han realizado grandes recortes salariales para ayudar a la empresa en los momentos difíciles. Ahora BA está obteniendo miles de millones de libras de ganancias, sus pilotos han hecho un reclamo justo, razonable y asequible de pago y beneficios», denunció.

 

(teleSUR)

 

Comentarios Facebook