Llegar a Mérida por carretera requiere de paciencia y armarse de bidones de gasolina. En un trabajo realizado por el equipo de LaIguana.TV se constata que desde Caracas hasta San Carlos, estado Cojedes, la distribución del hidrocarburo se realiza con total normalidad.

 

Sin embargo, esta situación cambia al llegar a Barinitas, estado Barinas, en la vía al Páramo, donde la mayoría de las estaciones de servicio se encuentran cerradas. Se informó que las gandolas de gasolina surten a las estaciones cada 3 o 5 días, hecho que genera largas colas y obliga a los conductores a llevar envases con el combustible para llegar hasta Mérida.

 

Ya en la entidad andina los cortes programados de electricidad y la escasez de combustible mantienen las bombas cerradas, lo cual provoca colas de hasta dos días para poder llenar el tanque del vehículo. Esta situación ha impactado en el turismo, los comerciantes reportan que durante la recién culminada temporada vacacional hubo una drástica disminución en el número de visitantes.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook