El Gobierno estadounidense y sus socios en la Organización de Estados Americanos (OEA) activaron el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) que «facilita más acciones colectivas» contra Venezuela.

 

«Esperamos reunirnos con socios regionales para discutir las opciones económicas y políticas multilaterales que podemos emplear para la amenaza a la seguridad de la región que representa (Nicolás) Maduro», se lee en el comunicado difundido este martes por el Departamento de Estado estadounidense.

 

Entre las medidas que contempla el tratado para sancionar al país se encuentran la ruptura de las relaciones diplomáticas, la interrupción parcial o total de las relaciones económicas y comunicaciones, y el empleo de la fuerza armada.

 

El detonante de esta decisión, según Washington, fue el diálogo iniciado por el presidente Maduro con un sector de la oposición venezolana, a los que la Casa Blanca califica como un «pequeño grupo marginal de políticos».

 

El lunes pasado, el Gobierno y un sector de la oposición moderada firmaron un acuerdo en el que, entre otras decisiones, se comprometían a incorporar a la bancada chavista al seno de la Asamblea Nacional (AN).

 

Según EE.UU., ese sector que firmó el acuerdo con el Gobierno ha «tergiversado» a la «oposición democrática», que para la Casa Blanca está representada por el diputado Juan Guaidó, quien se autoproclamó en enero pasado como «presidente encargado» de Venezuela.

 

«Estados Unidos continúa apoyando a Juan Guaidó, el presidente de la Asamblea Nacional y el legítimo presidente interino de Venezuela. Cualquier negociación seria debe ser entre el antiguo régimen y el presidente interino Guaidó», refiere Washington en el comunicado, emitido horas después de dictar nuevas sanciones contra 16 empresas y tres particulares, supuestamente vinculadas al gobierno venezolano.

 

¿Qué implica el TIAR?

 

La semana pasada, doce países votaron a favor de la convocatoria del Órgano de Consulta del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR).

 

El paso siguiente, según el documento fundacional, es la reunión «sin demora», que estaba prevista para la segunda quincena de septiembre, del Órgano de Consulta con la finalidad de examinar las medidas a tomar y «acordar las de carácter colectivo que convenga adoptar» para abordar el tema de la «crisis» en Venezuela, que es considerada como una «amenaza para la región» por los gobiernos que no reconocen a Nicolás Maduro como presidente legítimo de ese país.

 

Este lunes, el ministro de Defensa venezolano, Vladimir Padrino López, manifestó que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) rechaza la «espuria e írrita» aplicación del Tratado con el que «se pretende legalizar una intervención militar» contra Venezuela.

 

Padrino leyó un comunicado donde se afirma que la convocatoria al Órgano de Consulta del mencionado tratado, aprobada la semana pasada, es una «provocación irracional» cuyo «propósito es el de derrocar al Gobierno de Nicolás Maduro».

 

¿Por qué Venezuela no reconoce al TIAR?

 

Venezuela ha rechazado la activación de ese mecanismo, puesto que el país denunció el Tratado en 2013. Meses atrás, en una maniobra considerada «nula» por el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela (TSJ), Guiadó votó una moción en la Asamblea para pedir la reincorporación de Caracas e impulsar la medida coercitiva en el seno de la OEA.

 

Además, Venezuela hizo efectiva su salida de la OEA en abril de este año. Sin embargo, varios gobiernos del llamado «Grupo de Lima», que no admiten a Maduro como mandatario legítimo, han tratado de desconocer la decisión de Caracas y seguir adelante con los protocolos.

 

 A continuación el Comunicado íntegro:

 

La suspensión de las conversaciones patrocinadas por Noruega entre el gobierno interino de Venezuela y el antiguo régimen de Maduro refleja la negativa del régimen a negociar de buena fe. Una vez más, el régimen ve las negociaciones como una táctica dilatoria y ha subvertido los esfuerzos de buena fe para encontrar una solución política pacífica.

 

El antiguo régimen de Maduro ha saboteado las negociaciones organizadas por Noruega, negándose a comprometerse seriamente en el retorno a la democracia en Venezuela. Ahora ha anunciado un plan diseñado para sabotear la Asamblea Nacional, la última institución democrática que queda en Venezuela. Maduro y sus compinches atrajeron a un pequeño grupo marginal de políticos a participar en las “llamadas conversaciones” y los tergiversaron como si hablaran por la oposición democrática. Estados Unidos continúa apoyando a Juan Guaidó, el presidente de la Asamblea Nacional y el legítimo presidente interino de Venezuela. Cualquier negociación seria debe ser entre el antiguo régimen y el presidente interino Guaido. Como hemos dicho repetidamente, las sanciones de Estados Unidos no se levantarán hasta que Maduro se haya ido.

 

Mientras las negociaciones de Oslo estaban en curso, el antiguo régimen revocó ilegalmente las inmunidades parlamentarias de más de dos docenas de miembros de la Asamblea Nacional elegidos democráticamente. El antiguo régimen también continuó torturando y asesinando a opositores, incluido el oficial naval Acosta Arévalo.

 

Estados Unidos elogia al gobierno interino por participar en un esfuerzo de buena fe en nombre del pueblo venezolano y presentarse constantemente a la mesa con propuestas serias a pesar de los agresivos ataques contra ellos. Su compromiso con el pueblo de Venezuela es claro. Estados Unidos continúa apoyando al presidente interino, Juan Guaidó, a la Asamblea Nacional y al pueblo venezolano mientras buscan restaurar la democracia en su país.

 

Con este fin, Estados Unidos y nuestros socios han invocado el Tratado TIAR / Río, que facilita más acciones colectivas para enfrentar la amenaza que representaba el antiguo régimen de Nicolás Maduro para el pueblo venezolano y para la región. Esperamos reunirnos con socios regionales para discutir las opciones económicas y políticas multilaterales que podemos emplear para la amenaza a la seguridad de la región que representa Maduro.

 

(RT) 

Comentarios Facebook