fbpx
#LoÚltimo
bioterrorismo: Conozca las graves enfermedades y consecuencias que trae lanzar pupú (+guarimberos)
Mayo 9, 2017 - 147 Vistas
La Iguana Google Plus

cuadro-terro.jpg

Los niveles de locura en los sectores extremos de la oposición que promueven actos vandálicos en el país, han llegado a niveles incalificables y a la vez preocupantes.

 

La nueva estrategia que estos terroristas intentan emplear contra las fuerzas de seguridad del Estado, pone en peligro no solo la vida de los funcionarios, sino también de la colectividad y de los propios delincuentes.

 

Desde hace pocos días se ha promovido a través de redes sociales la idea de lanzar bolsas o frascos contentivos de materia fecal, entiéndase heces, para neutralizar a efectivos de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

 

Sin embargo quienes aplican, piensan aplicar y hasta quienes celebran la “iniciativa”, parecen olvidar que el pupú contiene gran cantidad de bacterias, virus y parásitos que lo convierten, aunque suene a chiste, en una potencial arma bacteriológica que expone a graves enfermedades a todo aquel que esté cerca de estos desechos orgánicos.

 

Algunos de estos padecimientos a los que están propensos tanto funcionarios, como quien manipula las heces y a todo aquel que esté en el perímetro son:

 

Salmonelosis: deshidratación grave en especial en los lactantes y ancianos.

 

Fiebre Paratifoidea: que puede producir hemorragias e incluso perforación intestinal.

 

Shiguelosis: Disentería bacilar con una mortalidad del 20%.

 

Hepatitis Vírica A: que es una enfermedad grave e incapacitante que puede durar varios meses.

 

Cólera: La misma que se genera en muchos países africanos y que ha llegado a ser catalogada como epidemia. Su letalidad  en los casos graves no tratados puede exceder del 50%.

 

Anquilostomiasis: Parasitosis crónica.

 

Amibiasis: una enfermedad infecciosa y muy resistente a tratamientos.

 

Cabe resaltar que el acto de lanzar excretas es una forma de bioterrorismo, que no es más que la utilización como arma de guerra de cualquier patógeno, léase bacteria, virus u otro organismo que cause enfermedades.

 

Utilizar productos tóxicos no vivientes, incluso los producidos por organismos vivos como por ejemplo las toxinas, es catalogado como un material químico según las provisiones de la Convención de armas químicas.

 

Vale mencionar que una herramienta biológica puede estar destinada a matar, incapacitar o incluso impedir seriamente no solo a individuos sino a ciudades o localidades enteras.

 

No hay que olvidar que la guerra biológica es una técnica militar, que puede ser usada tanto por Estados-nación o por grupos no nacionales. 

 

Hay que hacer notar además que en estos momentos en nuestro país se ha desatado una feroz guerra económica, que ha generado, entre otras cosas, la escasez de medicamentos por lo que una epidemia de cualquiera de las enfermedades producidas por estas armas biológicas tendrían consecuencias devastadoras para todos los habitamos en este país.  

 

(LaIguana.TV)