Esta semana el Ministerio de la Defensa de Venezuela dio a conocer parte del sistema de exploración profunda de Venezuela desde el Comando de Defensa Aeroespacial Integral (Codai), ubicada en Maracay, estado Aragua, entre lo que destaca la adquisición de un cuatro radares de última generación de fabricación china, los cuales permitirán blindar el espacio aéreo nacional, ya que facilitan la detección de misiles crucero y aviones furtivos y no tripulados.

 

El analista internacional y adverso al Gobierno bolivariano, Andrei Serbi, ofreció a través de su cuenta de Twitter sus impresiones sobre la llegada de estos equipos al país, los cuales se encuentran en la Base Aérea El Libertador, en la ciudad de Maracay, desde hace aproximadamente una semana. Ahora estarían en una fase de prueba previo a su despliegue a otros puntos del territorio venezolano, señaló.

 

Para el experto la adquisición de estos equipos de alta tecnología se traduce en el enorme compromiso técnico-militar de China con Venezuela.

 

“Que sean radares chinos no es un detalle menor. Los chinos no suelen probar sistemas nuevos fuera de su territorio, por lo cual proveer a la FANB de cuatro radares de última generación implica un enorme compromiso técnico-militar de China con Venezuela”, parte de lo que expuso Serbi en un hilo de Twitter.

 

Por otra parte, destaca que con esta adquisición las capacidades antiaéreas de la Fanb se ubican entre las más avanzadas de la región, “dada la existencia de radares previamente incorporados, así como un sistema integral de defensa antiaérea basado en sistemas de armas rusos”.

 

“De todo esto, lo más importante es lo señalado previamente es un cambio drástico en el accionar chino en Venezuela, implica un gran compromiso en apoyo al régimen de Maduro, y un incremento considerable de la presencia militar china en Venezuela”, destaca el analista geopolítico.

 

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook