fbpx
#LoÚltimo
Venezolano pide lista de nombres, grita, quita carnet a diplomático y corre: Arrestado en Nueva York
Mayo 18, 2017 - 77 Vistas
La Iguana Google Plus

Cuadro-preso.jpg

Este miércoles la Policía de la ciudad de Nueva York arrestó a un venezolano de 30 años que el pasado 12 de mayo agredió a un diplomático en la sede de la Misión Permanente de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

 

El sujeto, que manifestó ser opositor al Gobierno Bolivariano, y cuyo nombre guarda en respaldo de investigación, se presentó en la sede de la Misión, ubicada en el número 335 E de la calle 46th de Nueva York, a la una de la tarde del pasado 12 y le solicitó a la recepcionista “una lista del personal de la misión” con el objetivo de usarla en una manifestación para llamar a la persecución y al acoso de todos estos trabajadores. La mujer le explicó que no podía proporcionarle tal información, y ante la negativa, el hombre comenzó a proferir gritos e improperios dentro de las instalaciones de la Misión a cargo del embajador Rafael Ramírez.

 

Uno de los diplomáticos presentes le solicitó que abandonase el edificio, pero el agresor intentó imponerse físicamente  y le arrebató el carnet que lo acredita como funcionario del organismo de la ONU y escapó.

 

Luego del ataque, el hombre publicó imágenes del carnet que acredita al funcionario como diplomático en Naciones Unidas en las redes sociales, acompañado de mensajes que instigaban a la violencia en contra de este empleado público.

 

El hecho fue reportado en la fecha como agresión verbal y física la Policía de Nueva York, que hoy dio cuenta de  la aprehensión del sujeto e inició las investigaciones correspondientes al caso.

 

Este hecho forma parte de una serie persecuciones, atropellos y hostigamientos ejecutados por opositores en el exterior contra funcionarios diplomáticos venezolanos, familiares de líderes de la Revolución y hasta nacionales de otro país que simpatizan con la Revolución Bolivariana. todo esto producto de la campaña de odio y descalificación adelantada por voceros de la oposición y amplificada por los medios de comunicación que les son subsidiarios.

 

(Ciudad CCS)