La vida de Farrokh Bulsara, conocido mundialmente como Freddie Mercury, se apagó el 24 de noviembre de 1991, como consecuencia de una bronco-neumonía provocada por el virus del Sida. La estrella tenía 45 años y hoy, 28 años después, su asistente personal y amigo, Peter Freestone, revela al mundo detalles de cómo vivió sus últimas horas el cantante de la mítica banda británica Queen.

 

Freestone, o “Phoebe”, como cariñosamente lo llamaba Freddie, contó al programa de televisión “Lorraine” que dos semanas antes de su fallecimiento “dejó de tomar sus medicamentos. “Decidió dos semanas antes del final que no quería más drogas que lo mantuvieran vivo”, afirmó el hombre que por más de una década trabajó para el cantante. “Tenía el control, aunque la enfermedad lo estaba matando”.

 

Freddie anunció al mundo 24 horas antes de su muerte que era portador de VIH desde hacía dos años. Según cuenta su asistente personal al tener conocimiento de su enfermedad quiso terminar su relación con Jim Hutton, quien decidió quedarse con él hasta el final. “Te quiero, Freddie. No voy a ir a ningún sitio”, le contestó. Y así fue. “La reacción de Freddie ante su enfermedad fue de total incredulidad. No se hundió hasta las últimas semanas, cuando realmente se estaba muriendo”. Tras la muerte del cantante, Hutton se regresó a su Irlanda natal, donde murió en el 2010 víctima de cáncer.

 

Sobre la personalidad de Mercury, Phoebe narra que existieron dos Freddie Mercury: “el del escenario, que escribía música increíble y el callado y tímido que difícilmente quería estar solo. Haría cualquier cosa por sus amigos, pero la cosa es que, por otro lado, sus amigos harían cualquier cosa por él».

 

También contó que durante el tiempo que trabajó al lado del creador de Bohemian Rhapsody lo que hizo fue “facilitarle la vida” ayudándolo en las tareas cotidianas.

 

“Mi trabajo era facilitarle la vida. Pagué las facturas, hice las compras, respondí al teléfono, cosas así, para que él pudiera crear música. Él tenía el trabajo más duro y yo tuve el trabajo fácil: gasté el dinero”, dijo.

 

En la actualidad, Freestone, quien reside en la República Checa, en invitado constantemente a dar charlas sobre el VIH/Sida, se ha dedicado a educar a los jóvenes del mundo sobre esta enfermedad que “todavía mata” y que “nunca se menciona” en las escuelas, asegura.

 

Peter colaboró con guionistas del biopic Bohemian Rhapsody, con el que Rami Malek se alzó con el Oscar al Mejor Actor por su magistral interpretación de Freddie Mercury.

 

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook