Jeffrey Sachs, un afamado economista estadounidense egresado de la Universidad de Harvard y actualmente profesor de la Universidad de Columbia, advierte que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, quien busca la reelección, es un hombre que padece un desorden mental, profundamente psicópata, que pone en riesgo no solo el futuro de su país sino que también representa un peligro para el mundo.
 
 
«Yo considero que Donald Trump tiene un desorden mental y es un psicópata, durante los dos pasados años he consultado con personas que están entrenadas para poder entender qué explica el tipo de narcisismo, las mentiras constantes y el sadismo absoluto de hacer mal a otros que caracteriza a Donald Trump, y creo que se trata de un individuo con un desorden mental que ganó la Presidencia de Estados Unidos y es un peligro para el mundo», explicó Sachs en una entrevista publicada en Youtube en el programa Efecto Naim.
 
 
Para este economista, quien ha sido asesor de decenas de jefes de Estado y Gobiernos en los cinco continentes, y uno de los principales expertos en crecimiento económico y desarrollo sostenible, Trump es un hombre que le ha casuado mucho daño a la sociedad estadounidense y al mundo, al actuar de forma irresponsable y sin consultar a nadie durante su gestión, en temas claves como el calentamiento global, el orden económico, la xenofobia y la injerencia extranjera, 
 
 
«Estados Unidos tiene que, en primer lugar, volver a ser un cooperador en el mundo porque ahora mismo es una fuerza desestabilizadora, las cosas que están pasando (con Trump) me provocan escalofrío. La llamada guerra comercial con China, que en realidad es una guerra comercial contra China no se originó en el Congreso de Estados Unidos, no se llevó a votación ni se debatió entre el público estadounidense, fue una decisión de Trump; al igual que la salida de Estados Unidos del tratado nuclear con Irán, que es otro gran golpe a la seguridad global y una gran amenaza a la paz, también se llevó a cabo sin ninguna legislación».
 
 
Sachs agregó que «Trump, además, está tratando de quebrantar el Gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela, y en este caso también estamos viendo a una persona actuar sin el apoyo de ninguna legislación. Así que lo primero que me sorprende es como una persona dentro del orden constitucional que existe en Estados Unidos, logre hacer tanto daño».
 
 
Daños de Trump son profundos
 
 
«Los daños que ha causado Trump son profundos, en Estados Unidos hay un tiroteo masivo casi a diario, pues hombres jovenes con problemas mentales tienen acceso fácil a armas de fuego y están respondiendo al odio y la tensión que Donald Trump ha generado contra los inmigrantes y las minorías», explica.
 
 
Agrega Sachs que Trump también está haciendo todo lo posible por quebrar el orden mundial, está tratando de crear una guerra fría y está perdiendo tiempo con el medio ambiente, «pues para prevenir acciones con respecto al cambio climático hay que planificar, pero este es un gobierno que no tiene ningún interés en ello y es incapaz de hacerlo. Trump también es incapaz de construir, no hemos visto ni un kilómetro de carretera, ni un kilómetro de vías de tren, nada, lo único que construye son tuits».
 
 
Sin embargo, Sachs considera que nada de lo que ha hecho Trump hasta el momento es irreversible, eso sí, eso se mantendrá «siempre y cuando no entremos en una guerra, no abandonemos la constitución y Trump abandone la Presidencia bien sea tras un juicio político, tras la invocación de la 25 enmienda que permitiría declarar al Presidente incapaz de gobernar, tras perder la elección de 2020, o -Dios no quiera- tras culminar un segundo mandato en 2024».
 
 
El economista también sostiene que la economía de Estados Unidos está en peligro, pues la gestión de Trump ha sido incapaz de planificar hacia donde se dirigirá el país en los próximos 20 años. «En el caso de Trump no hay estrategia a largo plazo, así que claramente no está haciendo lo correcto».
 
 
Caso Venezuela: Un crimen de lesa humanidad
 
 
Sachs también comentó sobre la actual crisis de Venezuela y recalcó que su experiencia como economista lo hace estar en contra de las sanciones unilaterales y el bloqueo total que impuso la administración Trump contra Venezuela.

 

«Estoy en contra de las las sanciones de Estados Unidos contra Venezuela porque creo que le están haciendo mucho daño y que van en contra de las leyes internacionales, lo que yo digo como un macroeconomista con bastante experiencia es que este ciclo de sanciones han contribuido a la devastación de la economía venezolana (…) de eso estoy muy seguro», recalcó.

 

Sachs explica que la administración de Donald Trump comenzó a hacer algo que otros gobiernos no había hecho antes, «usar todo el peso del sistema financiero estadounidense para imponer un bloqueo a Venezuela».

 

«Esto comenzó en el verano de 2017 con las primeras sanciones a funcionarios del Gobierno y a Petróleos de Venezuela. Sin embargo, lo único que eso consiguió fue dejar a Venezuela en caída libre y desatar una de las hiperinflaciones más aceleradas de la historia, así que a principios de 2019, Trump en coordinación con la oposición dijo: ‘sacaremos a Maduro por otra vía’ y uno de los resultados es que hoy existe un bloqueo económico absoluto contra Venezuela, a mi parecer eso es ilegal, es un crimen de lesa humanidad porque las víctimas son los 32 millones de venezolanos que no pueden conseguir medicinas ni alimentos, hay niños pequeños que no están recibiendo la educación apropiada y no es la responsabilidad de Estados Unidos derrocar a Maduro».

 

«Este mensaje no es tan simple, porque no estoy diciendo que Estados Unidos causó la crisis venezolana, pero sí creo que Estados Unidos no se está comportando adecuadamente y está empeorando significativamente la situación. Usando un cálculo muy simple, las muertes luego de las sanciones, podrían llegar a 40.000», explica Sachs al citar un estudio del Centro de Investigación en Economía y Política, organismo que tiene sede en Washington, Estado Unidos.

 

Guaidó debe deja de exigir que Maduro se vaya

 

Cuando le preguntan sobre si Juan Guaidó le llegara a pedir ayuda, Sachs indica que desistiera de «la idea de exigir que todas las opciones están sobre la mesa y que Nicolás Maduro debe irse, no me parece la posición correcta, no me parece que sea viable ni que vaya a funcionar».

 

«Pero quizá, lo más importante es que no creo que Maduro se vaya para que Venezuela logre el objetivo que es superar esta crisis, lo que si creo que es necesario, es que la oposición tome control de los ministerios económicos como parte de un acuerdo y que hayan nuevas elecciones libres y justas, supervisadas por entes internacionales sin el control de ningún otro actor político venezolano. Esto tendría que contar no solo con el apoyo de Estados Unidos, la Unión Europea y los vecinos latinoamericanos sino también con el apoyo de Rusia, China y del Consejo de Seguridad de la ONU».

 

«La meta es una vía pacífica hacia las elecciones para permitir que Venezuela respire y viva nuevamente, y que logre una oportunidad firme para realizar elecciones libres, pero esto no significa que se deba comenzar diciendo ‘mi oponente debe irse’, uno debe comenzar diciendo: ‘aquí hay un acuerdo que nos va a llevar a donde debemos ir», concluyó.

 

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook