#LoÚltimo
¿se lanzará como candidato a la constituyente? Chuo Torrealba respondió (+entrevista)
Junio 5, 2017
La Iguana Google Plus

cuadro-nooo.jpg

El exsecretario de la MUD, Jesús “Chuo” Torrealba, afirma que “sectores racionales” de lado y lado pueden hacer un esfuerzo para frenar “el peligro de la guerra civil”. Planteó que la calle no puede ser “desmovilizada”, pero debe ser “pacífica y no violenta par que funcione”.    

 

— ¿Cuál su percepción del país?

 

— Yo estoy muy preocupado, creo que es necesario que los sectores racionales de todos los ámbitos del país hagan un esfuerzo determinado para evitar, alejar y espantar el peligro de la guerra civil, hoy ese peligro es cierto, consecuencia de la obstinada decisión del gobierno de no solo conservarse en el poder, sino de eternizarse sabiéndose minoría (…) . 

 

— ¿Sectores racionales pueden evitar una escalada de violencia? 

 

— Creo que en toda dinámica de conflictividad social y política hay factores extremos que por inmadurez, poca formación, desesperación, ceden a la tentación de la violencia. Pero también sé que hay densos sectores del país juntado en unos u otros ámbitos del espectro político nacional que comprenden con claridad que si el país es incendiado, todos perdemos. Hoy, por ejemplo, cuando tú vas a los sectores populares, de Maracaibo, Valencia, San Cristóbal, Caracas, rechazan los saqueos que se han producido por grupos anárquicos que han actuado bajo la mirada pasiva de las autoridades  (…).

 

(…) Aquí hay sectores que pueden empezar a ubicar que el tema no es que Maduro lo gane todo con la Constituyente o a la oposición todo con unas elecciones generales, lo que hay es la necesidad de abrir paso una transición política ordenada y pacífica. 

 

— ¿Qué plantea para superar la crisis?

 

—Hay tres cosas (…) es importante tomar medidas adicionales para garantizar el carácter pacífico de las acciones que se construyan porque hay que mantenerse en la calle (…) ahora qué calle, eso hay que tenerlo claro, y es una de las preocupaciones.  Las redes comunitarias en las que yo participo pensamos que esas convocatorias de calle deben ser pacíficas, no violentas, para que efectivamente sea masiva y presione.
 

Otro elemento  crucial es establecer un nexo más eficiente con la disidencia chavista, me refiero a expresiones como altos funcionarios que se han desmarcado del Gobierno, como la fiscal de la República, la exdefensora (Ramírez) , además hay dirigentes políticos como es el caso de Rodríguez Torres, el exministro Héctor Navarro que están haciendo activismo, o grupos organizados como Marea Socialista o de la plataforma Ciudadana en Defensa de la Constitución, todas esas expresiones deben ser atendidas y respetadas, el gesto  que han hecho esos ciudadanos no es un salto de talanquera, están desarrollando una posición de rechazo  (…) coinciden con la oposición en la necesidad de frenar la Constituyente (…).

 

Y es fundamental que la sociedad democrática se conecte con el ciudadano de  a pie que alguna vez estuvo con el chavismo y se presente ante el país y el mundo el bosquejo de lo que será la transición a la democracia, hay que decir  con cierto nivel de detalle qué es lo que se va a hacer una vez que se produzca el cambio político, eso permitirá que todos los factores  sepan que esto no es un salto al vacío, un quítate tú, para ponerme yo, sino que hay  un proyecto de reconstrucción nacional  (…). 

 

— ¿Qué sería lo más cercano al diálogo?

 

— Lo dijo Luis Almagro en su mensaje a Venezuela el 20 de mayo, llegó la hora de la negociación definitiva para la reestructuración de la democracia. Yo creo que eso resume y define lo que hay que hacer, la restructuración requiere de una negociación definitiva, de corto plazo y con resultados concretos (…)  Más allá de que una u otra palabra haya sido satanizada, repito, los sectores racionales de lado y lado tienen que entender que lo que viene es un proceso de transición política. 

 

— ¿Ve ánimo para pasos como esos?

 

— Esa es la responsabilidad del liderazgo (…) nacional, político, militar, si lo que hay que hacer es eso, entonces hay que crear condiciones para que eso sea posible. La mantención de Maduro en el poder es intransitable porque no tiene con qué, ahora que el triunfo de la oposición sea similares a lo que fue el chavismo en 1998, una especie de caída y mesa limpia,  llegó y arrasó, si eso fuera así no estaría ganando la oposición, en realidad sería una victoria cultural del chavismo, más chavismo pero con caras distintas, lo que viene no es la victoria de unos y otros, lo que viene  es un proceso de transición, allí hay que decirle al pueblo que no viene revancha ni impunidad.

 

— ¿Cuál es su visión sobre la propuesta de Constituyente?

 

—  (…) No es un pote de humo ni un trapo rojo, no es un mecanismo para intentar ganar tiempo, esto es un intento claro de   adecuar la Constitución en la técnica de asalto al poder por parte del comunismo (…) Maduro sacrificó la fortaleza simbólica del chavismo, como lo que Chávez llamó la mejor Constitución del planeta y ahora   utiliza  la  Constituyente como mecanismo para intentar evadir la cuenta en el corto plazo e intentar el asalto del poder.

 

—  El Presidente lo invitó a ser constituyentista, ¿qué responde?

 

—Yo solo le tengo que decir al señor Maduro Moros, con mucha preocupación, que no solamente no me voy a lanzar a la Constituyente, sino que yo considero que esa propuesta es un atraco al pueblo,  tal   como está planteada, su bases comiciales, y la pretensión absurda que arranque sin consulta,  lesiona la soberanía popular (…) Aquí está en riesgo todo, la idea necia de Tibisay Lucena de decir Constituyente en julio y regionales en diciembre para que alguien albergue la ilusa idea  de pensar dejamos pasar esto y esperamos las regionales, eso no tiene sentido, aquí está en juego  la estructura republicana del Estado. 

 

(Panorama)