.El mandatario de la República de Chile, Sebastián Piñera, presenta el 28 de octubre al nuevo Gabinete del país en la ciudad de Santiago de Chile.

 

Así, el presidente sacó a varios ministros, entre ellos a su mano derecha, el ministro del Interior, Andrés Chadwick, luego de su cuestionado rol durante las masivas protestas ciudadanas.

 

«El presidente de Chile, Sebastián Piñera, decidió aceptar la renuncia del ministro del Interior, Andrés Chadwick», informó el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, en la ceremonia de cambio de Gabinete.

 

Su reemplazo es Gonzalo Blumel, ingeniero civil y que hasta el momento ejercía como ministro Secretario General de la Presidencia; es militante del partido Evópoli, el sector más liberal de la centro derecha, y es considerado uno de los políticos del oficialismo con mayor cercanía con la oposición.

 

El manejo de Chadwick durante las protestas de los últimos días, donde murieron 19 personas y cinco de ellas a manos de efectivos de las Fuerzas Armadas, generó que una de las mayores demandas de la ciudadanía fuera su salida del Gobierno.

 

El ministro venía siendo criticado desde el año pasado cuando decidió enviar un comando policial y militar a La Araucanía, quienes terminaron asesinado al comunero mapuche Camilo Catrillanca por la espalda.

 

Además, un grupo de parlamentarios anunció una acusación constitucional en su contra, la cuál según la carta magna chilena se puede aplicar incluso seis meses después de dejar su cargo, para establecer su responsabilidad política en las muertes.

 

La semana pasada, el país suramericano fue golpeado por una serie de protestas que se convirtieron en un movimiento de quejas más amplias dirigidas a abordar el problema del aumento del costo de la vida y la conducta policial durante las manifestaciones.

 

El 19 de octubre el jefe del Estado anunció la suspensión de las subidas de las tarifas de transporte.

 

El mismo día, el Gobierno llamó a una emergencia nacional y movilizó a los militares en las calles, poniendo un toque de queda, levantado solamente el 27 de octubre.

 

Para calmar a los manifestantes, Piñera tomó la decisión de despedir a todo su Gabinete el 26 de octubre y anunció la implementación de una «nueva agenda social».

 

(Sputnik)

 

 

 

Comentarios Facebook