El humorista venezolano José Rafael Guzmán, quien estuvo dos meses preso en una cárcel en Texas, Estados Unidos, por posesión de marihuana, confesó que mientras se encontraba tras las rejas su principal preocupación era que no se lo cogieran.

 

Entrevistado por el portal Cinco8.com, Guzmán dijo que le tocó estar cada día cuidándose la espalda literalmente siendo perseguido por «negros», «blancos» y «latinos».

 

“Estar en la cárcel es una constante negociación para que no te cojan, y esto no lo digo echando vaina. Al principio todo gira alrededor de eso (…) Para los negros era blanco, para los blancos era latino, para los latinos era venezolano, y era el único. No pertenecía a ningún grupo», acotó.

 

El animador contó también que su situación espera que próximamente se resuelva pues la cantidad de marihuana que cargaba con él era para uso personal.

 

De igual forma dijo que logró sobrevivir sus días dentro de la cárcel contando chistes, cantando canciones y tratando de disuadir a los otros presos de que no lo obligaran a tener sexo.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook