El Gobierno de Brasil informó este viernes que un petrolero con bandera griega es el «principal sospechoso» del óleo que desde hace semanas se encuentra en las costas del norte del país. 

 

Según la Policía Federal (PF), el petrolero provocó la contaminación de más de 250 playas. Las investigaciones apuntan que la embarcación atracó en Venezuela el 15 de julio y el derramamiento ocurrió a 700 kilómetros de la costa de Brasil entre el 28 y 29 de julio. 

 

Según las investigaciones, después de atracar en Venezuela, donde permaneció durante tres días, el barco zarpó a Singapur. Al parecer, el derrame ocurrió durante ese momento.

 

La Policía lleva a cabo dos mandatos de búsqueda y aprehensión en los despachos de representantes de una empresa en Río de Janeiro vinculada a los propietarios del barco. Asimismo, las autoridades solicitaron la cooperación internacional a través de la Interpol para obtener datos adicionales sobre buque, su tripulación y la empresa responsable.

 

Desde hace casi dos meses, más de 2.000 kilómetros de costa de los estados del norte de Brasil se han visto contaminadas por inmensas cantidades de petróleo.

 

El alarmante escenario impulsó a que el Ejército mismo fuese alistado en las tareas de limpieza de las distintas playas. Los residuos retirados por las autoridades superaron las 900 toneladas.

 

Desde del Gobierno conjeturaron que «muy probablemente» el combustible vertido proviniera de Venezuela, un extremo que el país caribeño negó «categóricamente».

 

(RT)

Comentarios Facebook