obama0903152.jpg

Estados Unidos aplicará nuevas sanciones contra Venezuela por, supuestamente, haber cometido violaciones a los derechos humanos. Dichas medidas fueron anunciadas este lunes 9 de marzo por el gobierno de Barack Obama. En éstas se hace referencia a una situación de «emergencia nacional» por el «riesgo extraordinario» que representaría nuestra Patria para el país del norte.

 

A través del portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, Obama emitió esta nueva orden presidencial en la que se declara textualmente «una emergencia nacional con respecto a la amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y política exterior de Estados Unidos planteada por la situación en Venezuela».

 

Cabe destacar que el pasado 10 de diciembre el Congreso de EE.UU. había aprobado ya estas sanciones, aplicables a diversos funcionarios y oficiales venezolanos. Las mismas, ratificadas por Obama el día 18 de ese mismo mes, fueron publicadas hoy lunes. Varias de estas medidas consisten en lo siguiente: congelamiento de activos en Estados Unidos y prohibición de ingresar a dicho país.

 

En el comunicado también puede leerse: «La Casa Blanca está profundamente preocupada por esfuerzos del gobierno venezolano para aumentar la intimidación sobre adversarios políticos y exigen la liberación de los políticos presos».

 

Para EE.UU. los funcionarios sancionados se encuentran vinculados a actos de violación a los derechos humanos cometidos durante las protestas desestabilizadoras y violentas acontecidas entre febrero y mayo de 2014.

 

El portavoz Earnest, por otro lado, puntualizó que «los funcionarios de Venezuela que ahora y antes han violado los derechos humanos de ciudadanos venezolanos y se han involucrado en actos de corrupción no serán bienvenidos acá, y ahora tenemos herramientas para bloquear sus activos y el uso que hacen del sistema financiero de Estados Unidos».

 

Se trata pues, de un nuevo acto de injerencia imperialista. Estados Unidos otra vez hace uso de sus políticas agresivas para intentar doblegar la dignidad de un país libre y digno como Venezuela. La paranoia y el descaro gringo se hacen sentir nuevamente.

 

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook