monseno2310142.jpg

La iglesia católica venezolana una vez más se destapa abiertamente contra el gobierno revolucionario. El pasado 22 de octubre, el presidente de la Conferencia Episcopal, Monseñor Diego Padrón, ofreció unas declaraciones a la agencia de noticias EFE desde Madrid. 

A pesar de nombrar cierta disposición para impulsar el diálogo entre el gobierno que preside Nicolás Maduro y la oposición de ultraderecha, Monseñor afirmó que no participará personalmente ni se involucrará en el hipotético encuentro para poder tener la oportunidad, supuestamente, de opinar libremente sobre cualquiera de los dos sectores. 

Así pues, Monseñor afirmó en nombre de la Conferencia Episcopal Venezolana que “nosotros no compartimos el proyecto socialista del Gobierno”. Cuestión que se hace contradictoria desde su contenido, puesto que la iglesia católica, institución a la que él representa, se autodenomina un “instrumento de la unión de todo el ser humano” y ¿acaso no es el mismo objetivo que persigue el proyecto socialista desde sus inicios con el Comandante Chávez? 

La iglesia católica venezolana siempre ha estado en situación de confrontación con el Gobierno Nacional ¿será posible que le moleste el impulso de las misiones sociales? ¿No está de acuerdo con la inclusión de los más desposeídos a la sociedad a través de la mejora en su calidad de vida? Espera, ¿acaso, que el gobierno socialista siga los ejemplos capitalistas de la IV República?

Es casi inaudito pensar en una filosofía católica mientras que se desprecia abiertamente las políticas sociales de integración, educación e integración del pueblo en contraposición al esclavismo económico, a la pobreza extrema y el analfabetismo. 

¿Será que la iglesia católica venezolana esperaba que Venezuela siguiera siendo el patio trasero de las naciones imperialistas de América y el mundo? Desde que un líder hizo despertar al pueblo venezolano para defender su soberanía y su democracia de todo cuanto quisiera atentar contra ellas, la iglesia católica se ha declarado en contraposición franca. 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook