#LoÚltimo
Tareck El Aissami: seis testigos confirmaron que Neomar Lander murió por un mortero
Junio 9, 2017
La Iguana Google Plus

28_640X480.JPG

 

El vicepresidente de la República, Tareck El Aissami, ratificó este viernes que el joven Neomar Lander (17) falleció cuando manejaba un artefacto explosivo, y no por el impacto de una bomba lacrimógena como han difundido algunos medios de comunicación y dirigentes de la derecha.

 

Entre los detalles, mencionó que durante este lamentable suceso se usó un dron para grabar el hecho. “Un grupo de personas estaban dirigiendo las acciones terroristas en ese momento (…) Es una muerte planificada, hay alguien que tenía desde el aire una visual donde se encontraban los jóvenes con explosivos, donde se incendiaron algunos vehículos y luego del desenlace fatal”, aseveró.

 

El muchacho se encontraba manifestando en las inmediaciones del municipio Chacao, próximo a la avenida Libertador.

 

“La muerte fue provocada por un artefacto explosivo manipulado por Neomar Lander”, reiteró el alto funcionario en un encuentro con periodistas y quien este jueves ofreció los primeros resultados criminalísticos.

 

Además, señaló al parlamentario de la derecha Miguel Pizarro, de estar vinculado en actos violentos.

 

El Aissami, aseguró mientras expuso fotografías que hubo una alteración en la escena del suceso, “para tratar de apuntar con la mentira lo que verdaderamente ocurrió”.

 

Asimismo, notificó que lograron obtener los testimonios de seis testigos que laboran en una torre adyacente al lugar y los cuales filmaron el instante que se originó la defunción de Lander. Agregó que estos confirmaron que el adolescente portaba un explosivo que se activó en su bolso y le produjo lesiones mortales.

 

Puntualizó que el joven intentó arrojar el explosivo hacia un piquete de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) desde el empalme de la avenida Francisco de Miranda con la Libertador, pero el mortero le estalló en el pecho cuando se hallaba de espaldas al contingente.

 

Lander estaba ubicado en la mencionada vía a 67 metros de distancia de los funcionarios, a quienes tiró un primero explosivo y según un testigo, el muchacho portaba un segundo artefacto en su morral , que se activó de manera imprevista al momento de correr en sentido opuesto al cuerpo de seguridad.

 

Lander, al percatarse, intentó quitarse el bolso morral. Sin embargo, el mortero le detonó encima.

 

(LaIguana.TV)