La alcaldesa de Vinto, en Cochabamba, Bolivia, Patricia Arce Guzmán, manifestó este miércoles 6 de noviembre no tener miedo mientras estaba secuestrada y sometida por grupos violentos de la derecha en el país suramericano.

 

«No tengo miedo por decir mi verdad. Y estoy en un país libre. Y no voy a callar y si quieren matarme que me maten. (…) Por este proceso de cambio voy a dar mi vida», fueron las palabras de Arce Guzmán a quienes la grababan durante el ataque de la ultraderecha boliviana.

 

Opositores  se encargaron de someter, golpear, cortar el cabello y de arrojar pintura a la alcaldesa por el partido Movimiento Al Socialismo (MAS) del municipio Vinto.

 

En la referida plataforma digital circulan videos del momento en que la turba sometió a la funcionaria y fue lanzada al pavimento tras prenderle fuego a la alcaldía.  

 

(LaIguana.TV) 

 

 

Comentarios Facebook