«¿Por qué los policías han arrancado la whipala? Esta whipala se respeta, se respeta hermanos, están malditos y han entregado al presidente como a Cristo», expresó una mujer del pueblo aimara que participa en las masivas manifestaciones generadas en Bolivia para rechazar el golpe de Estado contra Evo Morales.
 
 
«Estamos felices porque nuestro presidente Evo no está solo, está vivo y no lo han matado como a Tupac Atari, por eso es mi protesta», grita la mujer indignada por la falta de respeto que ha hecho la oposición encabezada por el fundamentalista religioso Luis Fernando Camacho, quien promueve el racismo y el odio a los indígenas con consignas como «Dios vuelve al Palacio con la biblia» y «nunca más volverá la Pachamama al Palacio de Gobierno».
 
 
La wiphala es una bandera cuadrangular de siete colores utilizada por algunas etnias de la Cordillera de los Andes. En Bolivia es un símbolo que representa al pueblo originario aimara que residen, mayoritariamente, en los valles del departamento de Cochabamba.
 
 
(LaIguana.TV)
 
 

Comentarios Facebook