militares1203152.jpg

El ejército de los Estados Unidos realizará un ejercicio militar en la isla de Puerto Rico del 14 al 21 de marzo, bajo la dirección de 7 generales norteamericanos, incluyendo los comandos norte y sur, y con la colaboración de República Dominicana y de Honduras. Esta práctica podría significar el ensayo de una futura intervención guerrerista en Venezuela.

Dicho ejercicio incluirá interrumpir las operaciones del gobierno en la isla y sacar con helicóptero de la fortaleza a un funcionario que simule ser el gobernador del estado. La práctica está anunciada, supuestamente, como un simulacro para responder a una situación de terremoto o tsunami.

Ante este escenario, grupos independentistas y solidarios con la Revolución Bolivariana, piden a los puertorriqueños no prestarse para ese atentado contra su soberanía.

«Ejercicios que conllevan ese tipo de coordinación pueden servir como una instancia de coordinación para un escenario militar equis, que puede ser el ataque o el derrocamiento de un gobierno, como puede ser un conflicto armado en determinado país», aseguró el estudioso de ejercicios militares puertorriqueño Alejandro Torres.

No se trata, pues, de paranoia. Se trata de una amenaza latente que se cierne sobre la patria de Bolívar y de Chávez, y ante la cual el pueblo venezolano y revolucionario tiene que estar alerta.

 

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook