Una adolescente de 13 años de edad participó en el asesinato de su madre, una auxiliar de veterinaria identificada como Dayana José Santoyo Martínez, de 30 años de edad, junto a su novio y un vecino, en un hecho que fue perpetrado en el sector Putucual, calle Angostura, de la ciudad de Barcelona, municipio Simón Bolívar del estado Anzoátegui.

 

Al no saberse el paradero de Santoyo, quien según su hija estaba de viaje fuera del país en busca de ingresos económicos, vecinos y familiares de la víctima colocaron la denuncia antes las autoridades y los efectivos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) e iniciaron las averiguaciones correspondientes al caso hasta que dieron con el cadáver de la mujer en un pozo séptico detrás de su vivienda.

 

«Las investigaciones de campo y experticias técnico científicas demostraron que la adolescente, quien vivía en casa de su madre con su pareja sentimental Ricki Salazar, planearon el femicidio y robo en la vivienda en compañía de un vecino del sector», explicó el director nacional de la institución, comisario Douglas Rico, a través de Instagram.

 

Rico detalló que estas investigaciones permitieron dar con la ubicación y captura de los tres asesinos de Dayana, quienes se ocultaban en la parroquia El Carmen.

 

La hija de la víctima, su primogénita, fue puesta a la orden del Consejo de Protección del Niño, Niña y Adolescente; mientras que los dos hombres, que fueron identificados como Ricki Manuel Salazar Farías (pareja sentimental de la menor) y Junior Javier Rivera Rivas (vecino) de 21 años de edad, quedaron a la orden de la Vigésima Cuarta del Ministerio Público.

 

En el procedimiento de la captura, los asesinos guardaban documentos de identificación personal de la víctima, prendas de vestir, una máquina de coser y un celular.

 

De acuerdo a los testimonios de los capturados, el asesinato fue planificado y esperaron hasta horas de la noche para ingresar a la casa mientras la víctima se encontraba dormida. Una vez dentro, procedieron a estrangularla, la envolvieron en sábanas y la tiraron en el pozo séptico de la casa.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook