Este jueves se conoció el anuncio hecho por el presidente de Petróleos de Venezuela, Manuel Quevedo, en el que asegura que Venezuela quiere aumentar la producción petrolera hasta 1,5 millones y 1,6 millones de barriles al día.

Quevedo hizo los señalamientos en un panel de la Semana Energética de Rusia que se celebra en Moscú y agregó que Caracas quiere revertir dicho escenario: «Este año tenemos un plan para volver a los niveles de producción de 2018», afirmó.

Reveló que la disminución en la producción se debió «los ataques a su sistema energético» y las sanciones financieras impuestas por Estados Unidos a Venezuela, especialmente aquellas «contra la estatal petrolera Pdvsa, la principal fuente de ingresos de Venezuela», dijo Quevedo, quien recalcó  que desde la fundación de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en 1960 Venezuela «siempre ha sido un productor fiable».

Esta confianza, aseveró, ha sido socavada por «ataques a nuestra capacidad energética», en referencia a los apagones atribuidos a «ataques terroristas coordinados y sincronizados contra las líneas de transmisión eléctrica». Agregó que ello, junto a «una serie de ataques contra la vida» de Maduro, tenía «el objetivo claro de atacar a un país con una riqueza de diferentes recursos minerales».

El ministro quiso aprovechar su intervención en la Semana Energética de Rusia para transmitir el mensaje de que el «mercado (de gas y petróleo) no puede ser utilizado como instrumento político para atacar a economías globales».

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook