El Partido Socialista (PS) que lidera el actual primer ministro de Portugal, António Costa, fue el claro vencedor en las elecciones legislativas, unos comicios que estuvieron marcados un alto nivel de abstención.

 

Según datos publicados por el Ministerio del Interior de Portugal, con el 87,5% de votos escrutados, el PS es la fuerza más votada con el 37,22% de votos.

 

En segundo lugar se sitúa la formación de centro derecha Partido Social Demócrata (PSD) con el 29,96% de los votos.

 

La tercera posición es para el Bloque de Izquierdas (formación situada a la izquierda del PS) con el 8,80% de votos.

 

Por detrás se sitúa el Partido Comunista de Portugal, que obtiene 5,6% de los votos en una candidatura conjunta con formaciones ecologistas.

 

Por debajo quedarían el democristiano CDS con el 4,5% de los sufragios y la formación animalista PAN con el 2,6%.

 

Según los datos provisionales publicados por el Ministerio del Interior de Portugal, solo un 53% de los portugueses con derecho a voto acudieron a las urnas, lo que deja un 47% de abstención.

 

Los datos publicados por las autoridades portuguesas no ofrecen por el momento estimaciones sobre cómo quedará tras los comicios el reparto de los 230 escaños que componen la Asamblea de la República.

 

Pese a ello, a la vista de los resultados provisionales parece claro que el PS de António Costa —el líder mejor colocado para buscar la formación de Gobierno tras los comicios— no obtendrá la mayoría absoluta.

 

Esto obligará a Costa a buscar apoyos para gobernar, como ya hizo en 2015, cuando fue nombrado primer ministro gracias al apoyo del Bloque de Izquierdas tras unos comicios en los que el PSD fue la formación más votada.

 

(Sputnik)

António Costa,  primer ministro de Portugal

 

Comentarios Facebook