Un grupo de funcionarios venezolanos allegados al jefe opositor de la Asamblea Nacional, en desacato, Juan Guaidó, están planeando solicitar a un Tribunal en Estados Unidos, que anule el bono de la petrolera Pdvsa 2020, supuestamente para “proteger” a Citgo, de un eventual embargo.

 

La información hasta ahora extraoficial, dice que al cancelar dicho bono, se “cuidaría” la refinería Citgo, de un imprevisto embargo de llegar a fracasar una negociación con los bonistas del título al 2020, quienes tiene como garantía la mitad de las acciones de esa filial de Pdvsa.

 

De llegarse a aprobar la propuesta de los asesores de Guaidó, los perjudicados inmediatos serían los inversionistas del bono, quienes esperan recibir este mes el pago de unos 900 millones de dólares entre capital e intereses.

 

Dos de las fuentes anónimas consultadas por el equipo de Guaidó, apuntan a que la acción legal es probable, porque las conversaciones con los bonistas no están cerca de llegar a un acuerdo para el 27 de octubre, mientras que el gobierno gringo todavía no ha emitido una orden ejecutiva que proteja a Citgo de los acreedores.

 

En mayo, el equipo del autoproclamado “presidente interino” de Venezuela, supuestamente pagó unos 71 millones de dólares en intereses del bono 2020, pero no está claro si podrá contar con fondos para cubrir el compromiso de este mes, en vista que Citgo ha dicho que no financiará el pago con sus reservas de efectivo, reseñó Reuters. 

 

Sin embargo, fuentes oficiales de Pvdsa ad hoc por parte de Guaidó, ni la petrolera estatal en Caracas, han emitido un comunicado oficial sobre este caso, que pondría a sufrir a los bonistas.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook