La Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie) se declaró este jueves en resistencia nacional contra el paquete de medidas económicas impuestas por el gobierno y auspiciado por el Fondo Monetario Internacional (FMI), además de la represión policial desatada en más de una semana de protestas.

 

Así lo destacó la organización a través de un comunicado firmado por su presidente, Jaime Vargas, y publicado en la red social Twitter.

 

«Hemos vivido días de mucha agitación, nos hemos sorprendido de nuestra propia capacidad de lucha y resistencia y hemos demostrado al mundo que el movimiento indígena y el pueblo ecuatoriano somos un solo puño. Nuestra palabra está puesta: esto no para hasta que el FMI salga del Ecuador», expresa el comunicado.

 

En la misiva se resalta que el Gobierno de Lenín Moreno ha respondido a las demandas con violencia, represión, tratando al pueblo como enemigo y sin respeto a las zonas de resguardo humanitario, agredidas con gases lacrimógenos.

 

En el texto se denuncia la prohibición de crear corredores humanitarios para trasladar a hospitales a heridos durante la reacción represiva de las fuerzas del orden público, por medio del uso de bombas lacrimógenas, armas de fuego y golpes, entre otros medios, lo cual considera una masacre.

 

«Lo que se vive en este país no tiene nombre. No hay memoria en la historia reciente, de una represión tan atroz y violenta sobre el pueblo que reclama sus derechos», resalta la organización en el comunicado.

 

Conaie ratificó que no habrá diálogo con el ejecutivo nacional hasta que cumpla requisitos mínimos de derogar el decreto N° 883, que elimina el subsidio a la gasolina y al diésel, la salida de los ministros de Gobierno y Defensa, María Paula Romo y Oswaldo Jarrín, respectivamente.

 

(AVN) 

Comentarios Facebook