fbpx
#LoÚltimo
Y no hicieron nada: Aseguran que Leopoldo López y Juan Guaidó sabían de la corrupción de los diputados de VP
Diciembre 2, 2019 -

Este domingo Globovisión transmitió una edición especial del programa Contraste y Controversia en la que el tema central fue la corrupción que corroe las bases del partido político Voluntad Popular liderado por Leopoldo López y Juan Guaidó.

 

Los periodistas y analistas políticos especializados Vladimir Villegas, Manuel Felipe Sierra y Kico Bautista sostuvieron que López y Guaidó eran conocedores de los manejos indebidos y de las ilegalidades relacionadas con la manipulación de la ayuda humanitaria que se suponía estaba dispuesta para ser traída a Venezuela. Sin embargo ninguno de los dos jefes de VP intentó hacer nada para detener tales actuaciones fuera de la ley.

 

En el escándalo está involucrado también el diputado Freddy Superlano que ya presentó su separación del partido en medio de investigaciones.

 

Denuncias y polémicas

 

Así, Villegas sacó a colación el tema de las denuncias que enfrenta el partido Voluntad Popular, más específicamente su líder Juan Guaidó, en el contexto de la polémica generada tras la destitución del experto petrolero y geólogo Humberto Calderón Berti de su cargo como representante de la Asamblea Nacional en Colombia.

 

“El caso de Calderón Berti pone en evidencia serios problemas de la oposición y su destitución ha exhibido los graves encontronazos que se daban allí a propósito de la ayuda humanitaria y de las contradicciones que surgen entre ellos”, aclaró.

 

Al mismo tiempo desestimó la estrategia de desprestigiar a Berti tildándolo de “conspirador para quitarle peso a lo que ha denunciado”; y es que, según sostiene, lo que deberían hacer es “entrarle al hueso a sus afirmaciones”, haciendo referencia a las declaraciones del experto en el sector petrolero en referencia al manejo indebido y corrupto de la ayuda humanitaria que se planteaba que fuese entregada a los venezolanos con más necesidades.

 

“A Calderón Berti pretendieron minimizarlo acusándolo de estar conspirando. Subestimaron los elementos de la denuncia sobre el tema de los diputados que fueron por sus propios medios a un hotel con prostitutas, y fue dejada de lado también la poca transparencia en cuanto al manejo de la ayuda humanitaria. La presidencia de la Asamblea Nacional en manos de Juan Guaidó no toma la iniciativa de accionar en contra de esas irregularidades”, sino que se limitan a empañar la imagen de los que se oponen a sus pareceres, detalló Vladimir Villegas.

 

“Berti le dio muy duro a López y a Guaidó”

 

A lo que Bautista añadió: “La razón por la que sale Calderón Berti es la política (…) Berti le da muy duro a Leopoldo López y a Guaidó; la respuesta que recibió es afirmar que estaba conspirando y por eso le dieron golpe bajo con la destitución”.

 

También enfatizó que los jefes de la oposición extremista nombraron a los encargados de la representación en el exterior casi a dedo y por “complacer” intereses partidarios dejando como consecuencia que todo se les convirtiera en un desastre.

 

Sierra se unió aclarando: “Calderón incluso hace tres meses dijo que había sido advertido por las autoridades de Colombia” sobre la ilegalidad que corroe las bases de Voluntad Popular y Villegas remató revelando que la razón de todos los problemas es la “mafia de intereses intrapartidos” que no les permite actuar de manera transparente, con lo que aprovechó para cuestionar: “¿Si Calderón Berti tenía conocimiento del desenvolvimiento corrupto, por qué no se apartó de su cargo ni habló sobre ello antes?”.

 

Conflicto interno

 

“A lo interno de los partidos del G4 se ha dado un conflicto. Por ejemplo, el 30 de abril no fue consultado entre sus líderes. Hay un estilo en el cual hasta ahora Voluntad Popular ha mantenido un dominio por encima de los demás partidos y los condiciona”, explicó Villegas y arguyó: “El gobierno por supuesto en medio de la controversia se ha visto beneficiado (…) El presidente Maduro hasta suerte ha tenido en medio de todos los escándalos que se han levantado desde la oposición y esta burbuja de supuesta superación económica”.

 

En tanto, tocado el tema de la economía, Manuel Felipe Sierra abundó en referencia a las ventas elevadas que permitieron la realización de un “black friday” el viernes 29 de noviembre en varios centros comerciales del país. Así aclaró que, si bien la economía entró en un proceso de crisis, la temporada decembrina permite estos fenómenos debido a los pagos propios de la época que desahogan de alguna manera el bolsillo de los venezolanos. Sin embargo, resaltó: “Esa es una medida de los comerciantes que no implica que vaya a ser una política definitiva o permanente”.

 

“El mantra debe ser revisado profundamente”

 

Sierra fue enfático al hablar del accionar responsable y político que debe asumir la dirigencia de cara al compromiso que reclama la mayoría de los venezolanos. Insistió en que el mantra planteado por Juan Guaidó en enero de este año diciendo “cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres” debe ser revisado profundamente.

 

“A casi un año, esas tres etapas caducaron y no ha ocurrido nada. Hay sectores de la oposición que afirman que para iniciar un nuevo año las medidas deben reinventarse”, reveló el especialista. Con lo que subrayó la necesidad de trabajar en procesos electorales y aclaró que en Venezuela eso sucederá de cualquier modo.

 

“Las elecciones parlamentarias son el primer paso de cara a los procesos comiciales, que serán anunciadas aún si la Asamblea Nacional no las aprueba, porque las aprobaría de todos modos la Asamblea Nacional Constituyente y el Consejo Nacional Electoral”, precisó.

 

Tradición electoral

 

Villegas destacó la tradición electoral y democrática en el país y no dudó al decir que “el peor error de la oposición es darle la espalda a la ruta electoral”, también con respecto a la fuerza de convocatoria de los opuestos al gobierno aseguró que ya no hay ni una chispa de lo que lograron a inicios de año.

 

“Si en la calle había una pequeña llamita que intentaron avivar, con este escándalo le echaron un balde de agua”, aseveró Villegas.

 

Kico Bautista se encaminó en esa ruta y sustentó su posición así: “Todo el liderazgo de la oposición extremista está cuestionado y más del 50% es rechazado (…) El mantra se acabó, la gente pide evaluación y balances”, y siendo más específico soltó: “A Guaidó le falta lo que debe tener todo presidente que es liderazgo, fuerza y reciedumbre en las declaraciones”.

 

Bautista rechazó el radicalismo, sobre lo que argumentó: “Los radicales no son leales con nadie ni con nada; el código es la antipolítica aun cuando te des contra la pared”, y fustigó “no puede ser que esa visión siga dirigiendo la política en Venezuela”.

 

(Globovision)