El pueblo de la ciudad de El Alto, en Bolivia, tomó las calles y se encuentran luchando para defender a su presidente, Evo Morales, a la Constitución y en rechazo al golpe de Estado que se ejecuta en ese país.
 
 
 
La oposición y los perpetradores del golpe contra Evo Morales han querido difundir que la situación se ha normalizado tras la renuncia, prácticamente obligada, del presidente Morales. Sin embargo, las protestas masivas en las calles de Bolivia en defensa de la democracia y la justicia social alcanzada durante la gestión del líder indígena, se mantienen con tranca de vías y concentraciones políticas.
 
 
 
(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook

Comentarios Facebook
center>