Petróleos Mexicanos (Pemex) ha admitido haber sufrido «intentos de ataques cibernéticos» el domingo 10 de noviembre que afectaron a como mínimo un 5 % de sus equipos personales de cómputo.

 

La empresa ha detallado que neutralizó «oportunamente» esos intentos de ciberataques y que sus sistemas de operación y producción «no están comprometidos, además de que se encuentran blindados». Asimismo, reitera que garantiza el abastecimiento e inventarios de combustible, subrayando que todo opera con normalidad.

 

«La red interna de Pemex, al igual que todas las grandes empresas e instituciones gubernamentales y financieras, nacionales e internacionales, recibe con frecuencia amenazas y ataques cibernéticos que al día de hoy no han prosperado», afirma el comunicado oficial.

 

(RT)

 

Comentarios Facebook