Con el sentimiento hecho lágrimas y con la esperanza de volver pronto a la tierra que los vio nacer, su patria, Bolivia, los líderes de la Revolución Boliviana, Evo Morales Ayma y Álvaro García Linera, se despidieron del pueblo que los acompañó y protegió mientras esperaban el rescate que realizó la fuerza aérea mexicana para darles el asilo humanitario.
 
 
Ambos líderes, amenazados de muerte, tuvieron que renunciar a sus cargos de Presidente y Vicepresidente de la República, luego que un sector de la fuerza armada boliviana les solicitara la dimisión y junto a la oposición extremista que encabeza el fundamentalista religioso Luis Fernando Camacho, ejecutaran persecución a sus familiares, incendiaran sus casas y prometieran asesinarlos.
 
 
En un video difundido por RT se observa al presidente Morales y al vicepresidente García Linera con lágrimas en los ojos mientras son alentados y acompañados por el pueblo boliviano, quienes les entregan banderas de Bolivia y tierra de su Pachamama.
 
 
(LaIguana.TV)
Comentarios Facebook