El presidente depuesto de Bolivia, Evo Morales, ofrece una conferencia desde México, país al que llegó el martes como asilado político, tras la autoproclamación de la legisladora opositora, Jeanine Áñez, como mandataria interina del país andino. 

 

Morales reiteró su agradecimiento al gobierno de México por permitirle «estar con vida».

 

«En mis primeras elecciones presidenciales en 2002 ganamos pero nos lo robaron, y en mi última participación también ganamos pero nos robaron», destacó, mientras añadió que nunca ha pedido «ni a autoridades, ni a nadie realizar algo ilegal».

 

«Solo pido al Tribunal Constitucional que cumplan con la legalidad», aseveró Morales, quien añadió que en el informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) «predominaba la interpretación». 

 

«Deberían haber dicho que haya segunda vuelta y no recomendar nuevas elecciones (…) la OEA está al servicio de EE.UU», aseveró Morales, mientras añadió que «debería llamarse ‘Organización de Estados del Norte’, y no de América».

 

La OEA concluyó que hubo «irregularidades en el proceso electoral» en las elecciones del 20 de octubre, e instó a repetir los comicios.

 

(RT)

Comentarios Facebook