El líder Olimpia dio un apabullante golpe de autoridad en la recta final del Clausura al golear por 4-2 a Cerro Porteño, su tradicional enemigo, en un partido que tuvo como verdugo de los de Barrio Obrero a Roque Santa Cruz, que a sus 38 años fue el autor de todas las dianas de su equipo.

 

Del otro lado, el protagonista negativo fue el defensor criollo Fernando Amorebieta quien terminó siendo expulsado a los 82 minutos por morderle la cabeza a Néstor Camacho, con el que tuvo varios encontronazos a lo largo del encuentro.

 

El partido ya estaba casi resuelto. Olimpia dominaba y esperaba a que el tiempo reglamentario finalizara con el 4-2 en el marcador. Sin embargo, a ocho minutos del final, aún iba a quedar tiempo para una polémica jugada que acabó con una expulsión para cada equipo.

 

Las cámaras captaron el momento en el que el venezolano forcejeaba con el mediocampista de “La O” en una pelota dividida. La jugada continuó y a metros de ella, Amorebieta reaccionó lanzándole un mordisco a la cabeza de Camacho, quien automáticamente se tiró sobre el césped.

 

El árbitro Julio Quintana no lo dudó y fue corriendo hasta la zona con la cartulina roja en la mano. Finalmente ambos jugadores terminaron siendo expulsados. Los dos futbolistas vivieron un Clásico personal en el que tuvieron varios cruces. En las imágenes también se pudo ver cuando el defensor le lanzó un cabezazo.

 

En cuanto al derbi de Asunción, fueron dos las veces en las que el Ciclón, tercero de la tabla, se puso por delante, y ambas a cargo del juvenil Alan ‘Coyote’ Rodríguez, uno de los grandes valores de la cantera del club asunceno.

 

Pero al primero de Rodríguez, de un portentoso zurdazo a poco de comenzar la primera parte, respondió Santa Cruz con el empate a uno, al culminar un contraataque cuando la defensa de Cerro estaba vendida.

 

Al segundo de Rodríguez volvió a contestar el veterano delantero, con un cabezazo ajustado al palo, sin que de nada sirviera la estirada del arquero Juan Pablo Carrizo, para su doblete.

 

En medio del desconcierto del Ciclón, el ex jugador del Bayern Múnich puso por delante al Decano con un tiro cruzado. A continuación vino el delirio en el estadio Manuel Ferreira, en el centro de Asunción, con el cuarto, un tiro raso y seco al fondo de la red.

 

(Agencias)

Comentarios Facebook