Han presentado cargos de asesinato contra una mujer australiana cuyas dos hijas fueron descubiertas sin vida dentro de en un coche bajo el sol, informa ABC.

 

Las niñas, de uno y dos años de edad, respectivamente, fueron halladas en un coche negro aparcado al sur de Brisbane el pasado sábado con signos de exposición a un calor extremo: las temperaturas alcanzaron los 31 grados centígrados aquel día.

 

La Policía llegó al lugar junto con paramédicos, quienes trataron de reanimar a las niñas pero fue demasiado tarde y se declaró la muerte de las infantes ‘in situ’.

 

La madre, Kerri-Ann Conley, de 27 años, es la primera persona imputada por asesinato bajo las nuevas leyes aprobadas en mayo de este año que expanden la definición de asesinato para incluir la «indiferencia temeraria hacia la vida humana».

 

La mujer también ha sido acusada de posesión de drogas y accesorios para su uso.

 

Con anterioridad las niñas habían recibido asistencia del Departamento de Seguridad Infantil, por lo que se abrirá una investigación por la muerte de las dos pequeñas. Annastacia Palaszczuk, jefa de Gobierno del estado de Queensland, calificó lo ocurrido de «tragedia absoluta» y afirmó que la Comisión para Asuntos de Familia y Niños investigará el rol del Departamento de Seguridad Infantil en lo sucedido.

 

La ministra de Seguridad Infantil, Dianne Farmer, señaló que si el Departamento de Seguridad Infantil «recibe información sobre un niño que puede estar en peligro, evalúa e investiga esa información […] El Departamento ofrecerá a la Policía cualquier tipo de ayuda que necesiten con la investigación».

 

(RT)

Comentarios Facebook