#LoÚltimo
Los nuevos precios de locura de la amoxicilina, valsartán, jarabes y otros medicamentos
Julio 10, 2017
La Iguana Google Plus

Cuadro-medicinas1.jpg

Las medicinas despachadas por las farmacias en el país se han convertido en otro factor de preocupación para los ciudadanos, ya que los costos cada día son más elevados alcanzando hasta un 500% semanal de incremento.

 

De acuerdo con un reportaje que realizó Panorama, la Amoxicilina (antibiótico) pediátrica, que 20 días atrás marcaba 19 mil bolívares, subió a 29.300, mientras que un jarabe para la tos para niños ronda los Bs. 7.500, cuando en junio no superaba los 2.200.

 

Asimismo, el diario reseñó que igualmente pasa con los medicamentos que son prescritos para enfermedades crónicas, como la hipertensión arterial y la diabetes.

 

En este sentido, indicó que una caja de Valsartán (antihipertensivo) de 80 mg, remontó 300% en tres meses: en la actualidad cuesta Bs. 18.300 y únicamente dura para siete días o tres días si el paciente necesita 160 miligramos.

 

Por su parte, los diuréticos que tenían un precio de Bs. 1.500 en marzo, se colocaron a 7.200. La Metformina (antidiabético) pasó de Bs. 700 a Bs. 10.500. 

 

Según el empleado de una droguería, Jesús Pérez, periódicamente les llega mercancía pero con nuevos montos. “Estamos abastecidos principalmente de medicinas colombianas, pero los costos, de cualquier forma, son tan elevados que muchos se van con las manos vacías”, explicó.

 

A esto se suman las embarazadas, quienes deben ingerir calcio, hierro, ácido fólico y vitaminas y cancelan aproximadamente 70 mil bolívares por estas. En una semana, el Calcibón saltó de 4.600 a 9.500 y el Ferganic, que no sobrepasaba los 6 mil, se encuentra en 25 mil.

 

Los anticonceptivos también son difíciles de adquirir, ya que los importados son comercializados entre Bs. 43 mil y 64 mil.

 

Ante lo expuesto anteriormente, el presidente de la Federación Farmacéutica Venezolana (Fefarven), Freddy Ceballos, expresó al medio: “A la industria farmacéutica no se le liquidan divisas preferenciales o protegidas (Dipro) desde octubre del año pasado, por lo que se han dolarizado los medicamentos. Acabaron con el acceso a las medicinas porque la mayoría ya no puede comprarlas”.

 

En esta línea el vicepresidente sectorial de Economía, Ramón Lobo, puntualizó que por medio del Dicom se han concedido más de 5 millones de dólares a las industrias del Motor Farmacéutico. Sin embargo, Ceballos consideró como escasas las asignaciones, porque la deuda de esta área repunta los 5 millardos de dólares.

 

Los llamados bachaqueros se aprovechan de la situación, manifestó Petra Salazar, de 77 años, quien padece de hiperprolactinemia, una dolencia que causa el incremento de la hormona prolactina. “Tengo tres meses sin tomar Dostinex. En la Fundación Badán solo cuesta 100 bolívares, pero los ‘bachaqueros’ lo ofrecen en 325 mil”, expuso.

 

Freddy Ceballos declaró que nacionalmente hay un 85% de carestía en este sector. “En el último año, han cerrado más de 50 farmacias porque están quebradas, no logran las derogaciones que deben hacer mensualmente”, puntualizó.

 

En cuanto a los materiales médicos, requisitos imprescindibles para ser atendido, internado o intervenido en los hospitales, los costos escalaron de manera descomunal.

 

Un rollo de adhesivo se compra entre 25 mil y 30 mil bolívares (cinco veces más que en marzo), un par de guantes Bs. 3 mil y cada inyectadora en Bs. 1.300. 

 

(LaIguana.TV)

sustento-medic1.jpg