El hecho se llevó a cabo el 24 de noviembre en una morgue ubicada en Manaos, Brasil, donde el empleado de nombre Wanderley, fue sorprendido teniendo sexo con el cadáver de una niña que se encontraba en esa morgue, reportó Chispa.TV.

 

Wanderley Dos Santos Silva, de 52 años, celebró junto con otro amigo de trabajo en un bar el triunfo de su equipo favorito de fútbol flamenco ante el River Plate en la final de la Copa Libertadores, ese fue el motivo que lo llevó a realizar dicho hecho.

 

Ya tomados, ambos decidieron irse a trabajar. Casualmente un agente de la policía acudió a la morgue donde trabajaban ambos hombres y los descubrió cuando tenían relaciones con el cadáver de la menor.

 

Tras la investigación la funeraria decidió despedir a los empleados por las faltas cometidas.

 

Ambos hombres están acusados de necrofilia, pues las autoridades sospechan que no es la primera vez que los hombres cometen este tipo de delito. Si las autoridades comprueban que si se cometió este delito los hombres podrían enfrentar de uno a tres años de cárcel, período de pena para el delito de necrofilia en Brasil y el pago de una multa.

 

(Agencias)

 

Comentarios Facebook