Un hombre no dudó en asesinar a la mujer que le dedicó años de su vida a pesar de no ser su madre. Palmita Anastasia Suárez falleció ahogada al caer a un canal de regadío en Santiago del Estero, Argentina.

 

La mujer de ’74 años’ pidió a su hijo adoptivo Marcelo Fernando Paz que la acompañe a cobrar el dinero de su jubilación y una pensión de su difunto marido debido que temía que vaya a ser víctima de los delincuentes.

 

Durante el trayecto, ambos venían conversando amenamente hasta que Fernando le pidió a su madre que le entregue el dinero para enviar a arreglar su moto. Ante la negativa de la mujer, el sujeto entró en cólera y sin pensarlo dos veces le propinó un golpe en el ojo y la lanzó hacia el canal ubicado cerca del puente Dique de Los Quiroga.

 

Luego de hallar el cuerpo flotando en el canal de regadío, los policías iniciaron una investigación y se dirigieron a la vivienda de Palmita donde encontraron a su hijo, que, en un primer momento, se hizo el desentendido y alegaba que no veía a la mujer desde hace un día.

 

(La República)

Comentarios Facebook