Las cámaras de seguridad de una estación de Policía de Northbridge (Australia) captaron esta Nochebuena el momento en que una joven pareja recibió su propio milagro de Navidad cuando un oficial salvó la vida de su bebé que se estaba asfixiando, informa The West Australian.

 

Las imágenes muestran el momento en el que el padre y la madre ingresan a la comisaría desesperados con el infante en brazos en busca de alguien que los ayude. De inmediato, un uniformado de la dependencia entra en acción y realiza al bebé la maniobra de Heimlich y con unas palmadas consigue liberar sus vías respiratorias.

 

Después de varios segundos de angustia, el pequeño finalmente arroja el objeto que estaba en su garganta y es entregado de regreso a sus progenitores, a quienes los policías explicaron cómo aplicar los primeros auxilios en caso de emergencia.

 

(RT)

Comentarios Facebook