Uno de los fundadores de una ‘startup’ tecnológica creada en Francia en 2013 ‘hackeó’ a sus propios colegas para robarles 182 bitcoins por valor de unos 1,1 millones de euros como venganza por su despido después de un conflicto entre los dirigentes del negocio, informa Le Parisien.

 

Luego de que lo despidieran, el francés de 37 años abandonó el país, y entre diciembre de 2018 y enero de 2019 lanzó ciberataques contra su antiguo empleador. Utilizaba una conexión cifrada y anónima, ‘hackeaba’ los bitcoins en varias etapas y los transfería a su propio monedero digital. Cada vez las sumas eran por debajo del umbral de alerta y por eso los robos no generaban sospechas.

 

La Policía arrestó al hombre el 20 de diciembre en Normandía. Este admitió que había robado los bitcoins «por venganza» como represalia por su despido. Se trató del tercer robo de criptomonedas más grande en la historia de Francia.

 

El sujeto ahora afronta cargos por robo en banda organizada, blanqueo de dinero robado y acceso fraudulento a un sistema automatizado de procesamiento de datos con su posterior manipulación y alteración.

 

(RT)

Comentarios Facebook