La Secretaría de Relaciones Exteriores instruyó a la embajadora de México en Bolivia, María Teresa Mercado, para regresar a México con el fin de resguardar su seguridad e integridad, tras ser expulsada y declarada como persona no grata por el Gobierno de facto boliviano.

 

La Embajada de México en Bolivia quedará a cargo de Ana Luisa Vallejo, actual jefa de Cancillería de la Misión, según informó el Gobierno mexicano en un comunicado. 

 

La representación diplomática de México en Bolivia continuará operando con normalidad tras este movimiento, informó el Gobierno mexicano.

 

Este lunes, la presidenta de facto en Bolivia, Jeanine Áñezexpulsó a la embajadora de México, así como a la encargada de Negocios y al cónsul de España, Cristina Borreguero, luego de que la semana pasada agentes bolivianos intentaron registrar el vehículo de la representante diplomática española a las afueras de la Embajada de México en La Paz, situación que derivó en un conflicto diplomático entre Bolivia con México y España.

 

«El gobierno constitucional que presido ha decidido declarar personas ‘no gratas‘ a la embajadora de México en Bolivia, María Teresa Mercado, a la encargada de Negocios de España en Bolivia, Cristina Borreguero, al cónsul, Álvaro Fernández y al grupo de presuntamente diplomáticos encapuchados y armados», dijo Áñez en una declaración de prensa.

 

Según la canciller de facto de Bolivia, Karen Longaric, el pasado viernes 27 de diciembre, personas identificadas como funcionarios de la Embajada de España en Bolivia, acompañadas por supuestos «encapuchados», «intentaron ingresar de forma subrepticia y clandestina» a la residencia diplomática de México en La Paz.

 

El Gobierno emanado tras el golpe de Estado en Bolivia acusó a diplomáticos españoles de ayudar a salir a cuatro refugiados políticos que permanecen asilados en la Embajada de México, y son perseguidos por las autoridades de facto.

 

Una acusación que fue rechazada por el Gobierno de España, luego de que el Ministerio de Exteriores negara tajante que la visita de diplomáticos españoles a la sede mexicana tuviera «como objeto facilitar la salida de personas» que se encuentran asiladas.

 

(RT)

Comentarios Facebook