Este martes 31 de diciembre centenares de simpatizantes de las milicias progubernamentales Multitud Popular, integradas por chiíes, irrumpieron a la embajada de Estados Unidos en Bagdad, capital de Irak, en rechazo a los bombardeos realizados por el régimen del país norteamericano el pasado domingo contra las milicias proiraníes y que, al parecer, cobró la vida de un un civil gringo.

 

Los manifestantes consiguieron penetrar en la sede diplomática y quemaron parte del muro que la rodea, así como algunas cabinas y torres de vigilancia.

 

Las fuerzas de seguridad yanquis que defienden la sede diplomática, dispararon gases lacrimógenos para procurar dispersar a la multitud.

 

Un grupo de personas atravesó los puestos de control que restringen el acceso a la Zona Verde de alta seguridad, donde está la embajada, gritando «muerte a Estados Unidos», quemaron banderas estadounidenses y arrancaron las cámaras de seguridad.

 

(LaIguana.TV) 

 

Comentarios Facebook