La delegación enviada por las Madres de Plaza de Mayo llegó este martes a Bolivia para entrevistarse con diversos sectores de la sociedad boliviana en el marco del golpe de Estado al expresidente Evo Morales.

 

Esta representación, compuesta por tres personas: dos abogados, Mariano Alonso y Juan Morente y el cura Francisco Paco Loveira, tiene el propósito de documentar su visita y recoger testimonios sobre lo ocurrido en los últimos días en el país andino.

 

A su llegada se trasladaron a Senkata donde se produjo una masacre que dejó al menos 10 muertos y un centenar de heridos el martes 19 de noviembre. Ahí se entrevistaron con familiares de las víctimas.

 

Afirman que con los datos y los testimonios recogidos volverán a Argentina para que estos tributen a una causa abierta en ese país contra la presidenta de facto Jeanine Añez y el líder derechista Luis Orlando Camacho por crímenes de lesa humanidad pues señalan que estos no pueden quedar impunes.

 

Tienen la intención de que estos crímenes sean juzgados en Argentina porque en Bolivia no se ha abierto ninguna causa que juzgue las violaciones a los derechos humanos acaecidos en Sacaba y en Bolivia a raíz del golpe de Estado.

 

Previo a la partida de la pequeña delegación de Argentina, la presidenta de la Asociación de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini anunció la intención de que esta recorriera los hospitales del país y se entrevistara con víctimas del golpe de Estado.

 

«Como ya no podemos viajar nosotras mandamos a compañeros que nos representan», explicó. Además, aseguró que «la representación va con mucho respeto y con las cosas muy bien hechas y muy organizadas».

 

(Telesur)

Comentarios Facebook