El cofundador de Apple, Steve Jobs, reveló que sus hijos no usan celulares iPhone ni tablet iPad sencillamente porque él como buen padre en casa “limita la cantidad de tecnología que pueden usar los niños”. La respuesta sin duda causó polémica.

 

La respuesta de Jobs fue el resultado de una entrevista que cedió hace años a un periodista del New York Times. En realidad, no es el primer presidente de compañías tecnológicas que no permite que sus hijos abusen de sus propios productos.

 

Tal fue el caso del director de 3D Robotics, Chris Anderson, que pese a que es dueño de una de las empresas más grandes de drones, a sus hijos se les restringe el uso de este aparato volador no tripulado, por temor a volverse adictos, síntoma lo que él padeció hace años.

 

Los ejecutivos no están equivocados, ya que diversos estudios internacionales han dejado en claro que la exposición temprana a la tecnología es dañina.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook